close

Вход

Забыли?

вход по аккаунту

?

National Geographic en Español - diciembre 2018

код для вставкиСкачать
12.2018
EL DILEMA DEL
LOS PUEBLOS
LOS PUMAS DE LA
AC E I T E D E PA L M A
N AT I VO S R E E S C R I B E N
PATAG O N I A
SU HISTORIA
CAZADORES
DE BIBLIAS
Ciencia, academia e intriga
tras el libro sagrado primigenio
“Si tratas con antigüedades,
en algún momento
vas a ensuciarte las manos”.
E I TA N K L E I N
AU TO R I DA D D E A N T I G Ü E DA D E S
DE ISRAEL
ESTADOS UNIDOS 4.95 DLS.
PUERTO RICO 3.95 DLS.
DESCARGA NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOL
en App Store y Google Play
0
37634 13674
4
12
S U SC R Í BE T E A
NATI ON AL GEOG RAPHIC EN ESPAÑOL
S USC R ÍBE T E U N A Ñ O P OR SOLO $1 45.1 0 0
BOGOTÁ: ǮǪǮdzǪǭǬLÍNEA INTERNACIONAL: ǪǫDzǪǪǪǫǫdzǭǫǯ
suscripciones@editorialtelevisa.com.co
| EN LA WEB NGENESPANOL.COM | INSTAGRAM NATGEOLATAM
| FACEBOOK REVISTA NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOL | TWITTER @REVISTANATGEO
DICIEMBRE DE 2018
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
C O N T E N I D O
En portada
Este rollo de la Torá, con
cientos de años de antigüedad, muestra un pasaje
del libro del Éxodo.
PAOLO VERZONE; COLECCIÓN VAN
KAMPEN EN EXHIBICIÓN EN EL PARQUE
THE HOLY LAND EXPERIENCE, ORLANDO, FLORIDA, EUA
T E S T I MO N I O S
E M P R E N D E
E X P L O R A
19
REFLEXIONES
El peligro global
de la desigualdad
Una amenaza más a
nuestra vida: el abismo
entre ricos y pobres.
P O R JA R E D D I A MO N D
GENIO
Guardiana de fósiles
6
La paleontóloga Bolortsetseg Minjin pretende
evitar que los fósiles
de dinosaurios en Mongolia dejen el país.
POR RACHEL
HARTIGAN S H E A
F OTO G R A F Í A S D E
K I L I I I Y Ü YA N
EXPLORA
Marte marino
Según estudios recientes, hace 3 800 millones
de años marte poseía
una fisonomía muy
distinta a la actual.
P O R M AT T H E W W.
C H WA ST Y K
A TRAVÉS DE LA LENTE
Un fotógrafo
en el Vaticano
Temporada
de ballenas
En la Ladera Norte de
Alaska, los indígenas
inupiats siguen una
tradición de 1 000
años: la caza de la
ballena boreal.
14
La historia detrás de una
portada de National
Geographic.
T E X TO Y F O T O G R A F Í A
D E D AV E Y O D E R
ADEMÁS
Voló el Año de las Aves
La evolución de los nidos
ADEMÁS
El lago Yellowstone
Una madre puma descansa con sus cachorros
en el lago Sarmiento, en
la Patagonia chilena.
A RT Í C U LO S
Cazadores de biblias
Los arqueólogos están
en una misión urgente
para salvar los textos
sagrados.
Pumas de la Patagonia
Para los rancheros son
un depredador costoso; para los turistas, una
atracción.
Una visión alternativa
del mundo
A los nativos americanos se los caricaturiza...
o son invisibles.
P O R RO B E RT D R A P E R
P O R E L I Z A B E T H R OY T E
POR MARK TRAHANT
F OTO G RA F Í A S D E
F OTO G RA F Í A S D E
F OTO G RA F Í A S D E
PA O L O V E R Z O N E
I N G O A R N DT
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . P.
La crisis del aceite
28
El aceite de palma es
un producto codiciado
alrededor del mundo.
¿Puede ser sustentable?
......................................
La otra Historia
Los indígenas estadounidenses reescriben
su historia.
P O R T R I S TA N A H T O N E
P O R H I L L A RY R O S N E R
F OTO G RA F Í A S D E
F O T O G R A F Í A S D E D AV I D
DA N I E L L A Z A LC M A N
GUTTENFELDER Y
......................................
PA S C A L M A I T R E
......................................
P. 60
DA N I E L L A Z A LC M A N
P. 86
P. 96
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . P.
112
NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY
es una organización mundial sin fines de lucro que
extiende los límites de la exploración para incrementar
el entendimiento de nuestro planeta y generar
soluciones para un futuro más sostenible.
Claudia Muzzi
Alberto Sánchez Montiel “Durden”
DIRECTORA EDITORIAL
CHIEF CONTENT OFFICER
ARTE
Jorge Morett
Virgilio Valdés
CHIEF EDITOR OFFICER
DIRECTOR DE ARTE
VENTAS
COLABORADORES EXTERNOS
Marielos Rodríguez
Luis Ernesto Nava
DIRECTORA GENERAL DE VENTAS
Karla Piña
EDITOR DE CIERRE
Andrea Ortiz
DIRECTORA DE EVENTOS
DISEÑO
MARKETING
Oswaldo Barrera
Diana Bonardel Cayeros
CORRECCIÓN DE ESTILO
DIRECTORA GENERAL DE AGENCIA
Roland Robleda
CONTACTO
EDITOR WEB
ventasTBG@editorial.televisa.com.mx
Erick Pinedo
APOYO EDITORIAL
CONSEJO EDITORIAL
Carlos Galindo Leal
Rodolfo Lacy
Mario Molina
Antonio Peimbert
Patricio Robles Gil
Samuel Ponce de León
José Sarukhán
Leonardo López Luján
INTERIM PRESIDENT AND CEO
Michael L. Ulica
SENIOR MANAGEMENT
CHIEF SCIENTIST AND SVP: Jonathan Baillie
CHIEF ADMINISTRATIVE OFFICER: Tara Bunch
CHIEF MARKETING OFFICER: Emma Carrasco
GENERAL COUNSEL AND SECRETARY: Angelo Grima
VP GLOBAL EDUCATION BUSINESS STRATEGY: Lina
Gomez
SVP PARTNERSHIPS: Leora Hanser
VP EDUCATION PROGRAMS: Kim Hulse
VP MEDIA INNOVATION: Kaitlin Yarnall
BOARD OF TRUSTEES
CHAIRMAN: Jean M. Case
VICE CHAIRMAN: Tracy R. Wolstencroft
Brendan P. Bechtel, Michael R. Bonsignore, Katherine
Bradley, Ángel Cabrera, Elizabeth (Beth) Comstock, Jack
Dangermond, Alexandra Grosvenor Eller, Jane
Lubchenco, Mark C. Moore, George Muñoz, Nancy E.
Pfund, Peter H. Raven, Lyndon Rive, Edward P. Roski, Jr.,
Frederick J. Ryan, Jr., Anthony A. Williams
RESEARCH AND EXPLORATION
COMMITTEE
CHAIRMAN: Peter H. Raven
VICE CHAIRMAN: Jonathan Baillie
Kamal Bawa, Justin Brashares, Ruth DeFries, Margaret
Honey, Anthony Jackson, Gary Knight, Steven R. Palumbi,
Andrew Revkin, Jerry A. Sabloff, Eleanor Sterling
COORDINACIÓN DE ASESORES
David Vázquez Ruiz
EXPLORERS-IN-RESIDENCE
Sylvia Earle, Enric Sala
TRADUCTORES PARA ESTA EDICIÓN
Cazadores de biblias: José Ignacio Rodríguez
• Nativos americanos y Apropiación indígena:
Ofelia Arruti • Aceite de palma: Marco A.
Vargas • Pumas de Patagonia, Temporada de la
ballena y Secciones: Aridela Trejo • Secciones:
Gonzalo Carrillo para Ideas y Eventos Integrales
contacto@ngenespanol.com
“ CREEMOS EN EL PODER DE
LA CIENCIA, LA EXPLORACIÓN
Y LA NARRATIVA PARA
C A M B I A R E L M U N D O .”
TELEVISA PUBLISHING INTERNATIONAL
3RUƃULR6£QFKH]*DOLQGR
DIRECTOR GENERAL
© NATIONAL GEOGRAPHIC. Marca Registrada. Vol. 43 núm. 06 fecha de publicación: diciembre de 2018. Revista mensual, editada y publicada por EDITORIAL
TELEVISA, S.A. DE C.V., Av. Vasco de Quiroga N° 2000, Edificio E, Col. Santa Fe, Del.
Alvaro Obregón, C.P. 01210, Ciudad de México tel. 52-61-26-00, por contrato de
licencia celebrado con NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY, Washington, D.C.
Editor responsable: Porfirio Sánchez Galindo.
Impresa para Estados Unidos y Puerto Rico por: Grupo Infagon. Alcaicería No.
8 Col. Zona Norte, Central de Abastos. Iztapalapa, México, D.F. C.P. 09140. Tel (55)
56 40 92 65 ext. 220.
• ESTADOS UNIDOS: ET Publishing International, Inc., 6355 N.W. 36th. Street,
Miami, Florida 33166 U.S.A. Tel: (305) 871-6400. Distribuida por: Comag Marketing
Group LLC. 155 Village Boulevard, 3r Floor. Princenton, NJ, 08540 USA. Telephone:
(609)524-1800. PUERTO RICO: Distribuida por: Distribution Integrated Services,
Calle Diana, Zona Industrial Amelia Lote 15, Guaynabo, Puerto Rico, 00968 Tel
(787) 641-6200
El material editorial que aparece en esta edición es propiedad registrada de
NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY. EDITORIAL TELEVISA S.A. DE C.V. investiga
sobre la seriedad de sus anunciantes, pero no se responsabiliza con las ofertas
relacionadas por los mismos. Exportada por Editorial Televisa, S.A. de C.V. Las
opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del
editor de la publicación. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o
parcial del contenido e imágenes de la publicación sin previa autorización de
Editorial Televisa, S.A. de C.V.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED.
© Copyright 2018. ISSN 1665-7764
www.ngenespanol.com national.geographic@editorial.televisa.com.mx
EXPLORERS-AT-LARGE
Robert Ballard, Lee R. Berger, James Cameron, J. Michael
Fay, Beverly Joubert, Dereck Joubert, Louise Leakey,
Meave Leakey
FELLOWS
Katy Croff Bell, Jim Bentley, Steve Boyes, Joe Grabowski,
Kavita Gupta, Dan Hammer, Stephanie Harvey, Charlie
Hamilton James, Corey Jaskolski, Heather Koldewey, David
Lang, Erika Larsen, Tom Lovejoy, Arthur Middleton, Pete
Muller, Alex Oberle, Sarah Parcak, Joe Riis, Paul Salopek, Joel
Sartore, Shah Selbe, Brian Skerry, Martin Wikelski
NATIONAL GEOGRAPHIC PARTNERS
CEO Gary E. Knell
SENIOR MANAGEMENT
CHIEF MARKETING OFFICER: Jill Cress
EDITORIAL DIRECTOR: Susan Goldberg
CHIEF FINANCIAL OFFICER: Marcela Martin
GLOBAL NETWORKS CEO: Courteney Monroe
EVP GLOBAL COMMUNICATIONS: Laura Nichols
EVP SALES AND PARTNERSHIPS: Brendan Ripp
EVP BUSINESS AND LEGAL AFFAIRS: Jeff Schneider
EVP DIGITAL PRODUCT: Rachel Webber
EVP CONSUMER PRODUCTS AND EXPERIENCES:
Rosa Zeegers
BOARD OF DIRECTORS
Jean M. Case, Kevin J. Maroni, James Murdoch, Lachlan
Murdoch, Frederick J. Ryan, Jr., Brian F. Sullivan
INTERNATIONAL PUBLISHING
SENIOR VICE PRESIDENT: Yulia Petrossian Boyle
Ariel Deiaco-Lohr, Gordon Fournier, Kelly Hoover, Jennifer
Jones, Jennifer Liu, Rossana Stella
EDITOR IN CHIEF Susan Goldberg
EXECUTIVE EDITOR CULTURE: Debra Adams Simmons
MANAGING EDITOR: David Brindley
EXECUTIVE EDITOR DIGITAL: Dan Gilgoff
EXECUTIVE EDITOR SCIENCE: John Hoeffel
DIRECTOR OF PHOTOGRAPHY: Sarah Leen
EXECUTIVE EDITOR NEWS AND FEATURES: David Lindsey
CREATIVE DIRECTOR: Emmet Smith
INTERNATIONAL EDITIONS
EDITORIAL DIRECTOR: Amy Kolczak
DEPUTY EDITORIAL DIRECTOR: Darren Smith
TRANSLATION MANAGER: Beata Kovacs Nas
EDITORIAL SPECIALIST: Leigh Mitnick
EDITORS: ARABIC: Alsaad Omar Almenhaly. BRAZIL: Ronaldo
Ribeiro. BULGARIA: Krassimir Drumev. CHINA: Mai Tianrang.
CROATIA: Hrvoje Prćić. CZECHIA: Tomáš Tureček. ESTONIA: Erkki
Peetsalu. FARSI: Babak Nikkhah Bahrami. FRANCE: Gabriel
Joseph-Dezaize. GEORGIA: Natia Khuluzauri. GERMANY: Florian
Gless. HUNGARY: Tamás Vitray. INDIA: Shreevatsa Nevatia.
INDONESIA: Didi Kaspi Kasim. ISRAEL: Daphne Raz. ITALY: Marco
Cattaneo. JAPAN: Shigeo Otsuka. KAZAKHSTAN: Yerkin
Zhakipov. KOREA: Junemo Kim. LATIN AMERICA: Claudia Muzzi
Turullols. LITHUANIA: Frederikas Jansonas. NETHERLANDS/
BELGIUM: Aart Aarsbergen. NORDIC COUNTRIES: Lotte Juul
Nielsen. POLAND: Agnieszka Franus. PORTUGAL: Gonçalo
Pereira. ROMANIA: Catalin Gruia. RUSSIA: Andrei Palamarchuk.
SERBIA: Igor Rill. SLOVENIA: Marija Javornik. SPAIN: Josep
Cabello. TAIWAN: Yungshih Lee. THAILAND: Kowit
Phadungruangkij. TURKEY: Nesibe Bat
DISTRIBUIDOR EXCLUSIVO PARA TODOS LOS TERRITORIOS DE EUA COMAG MARKETING GROUP LLC. 155 VILLAGE BLVD. PRINCETON, NJ, 08540 USA.
D I C I E M B R E
|
PÁGINA DEL PRESIDENTE
TRACY R.
WOLSTENCROFT
Nuestro compromiso por
un planeta equilibrado
L A L E G E N D A R I A C O N S E RVA C I O N I S TA
Jane Goodall suele decir: “Solo si entendemos, nos podemos interesar. Solo
si nos interesa, ayudaremos”. Durante
130 años, National Geographic Society
ha inspirado a generaciones para que
entiendan y cuiden nuestro planeta.
Este legado subraya nuestro papel
como generadores de cambios que
iluminan las maravillas de nuestro
mundo, identifican las amenazas y
descubren soluciones. Hoy, nuestro
objetivo principal es catalizar la acción
para lograr un planeta en equilibrio.
El mundo que hemos celebrado
ahora cambia de maneras que nuestros
fundadores jamás pudieron imaginar.
Cuando la Sociedad se estableció en
1888, apenas había 1 500 millones de
personas en la Tierra. Ahora hay más
de 7 600 millones, y una pérdida de
biodiversidad sin precedentes.
Trabajar por un planeta equilibrado,
uno que provea a la humanidad y a
los incalculables millones de otras
especies con las que convivimos, será
el mayor reto de nuestro siglo. Como
una organización global sin fines de
lucro, motivada por su gran alcance,
National Geographic Society se compromete a abordar este desafío.
Aprovecharemos el poder de las
asociaciones para apoyar a los mejores
científicos, exploradores, conservacionistas, educadores y narradores
del mundo, individuos audaces con
ideas transformadoras que impulsan
la innovación para asegurar un futuro saludable y sostenible. Invertiremos
en las herramientas, las tecnologías y
la capacitación para empoderar a nuestra comunidad internacional de exploradores e innovadores que buscan
impulsar el cambio. Y, junto con nuestros socios estratégicos, desarrollaremos soluciones con base en la ciencia
para salvaguardar nuestro planeta.
Nuestro éxito depende de fomentar
un público global informado que crea
en nuestra misión, valore el mundo
natural y esté decidido a protegerlo
para las generaciones por venir.
Como nuevo presidente y CEO de
National Geographic Society, estoy
profundamente inspirado por nuestra
misión. Confío en que, al trabajar unidos, podremos avanzar hacia nuestra
meta final: un planeta en equilibrio.
Esperamos que te unas a nosotros.
Tracy R. Wolstencroft, presidente y CEO
National Geographic Society
FOTOGRAFÍA DE MARK THIESSEN (NGM)
T E S T I M O N I O S
F O T O G R A F Í A S D E K I L I I I Y Ü YA N
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
6
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
L A T I E R R A V I S TA D E S D E TO D O S S U S Á N G U L O S
TEMPORADA DE LA BALLENA
Los indígenas inupiats de Alaska pasan semanas en el hielo a la espera de las ballenas migrantes.
VO L . 4 3 N ÚM . 6
Izq.: Yugu Alfred Ningeok es hijo de un inupiat que es capitán y
miembro de un grupo
de caza de ballenas.
Der.: un umiak, o bote
de piel, lleva a un pequeño grupo que caza
una ballena.
DICIEMBRE DE 2018
7
T E S T I M O N I O S
Una ballena de Groenlandia destazada puede proporcionar miles de kilogramos de alimento. Los ninit
–porciones comunitarias de carne y grasa– se reparten equitativamente para asegurar que todos se
8
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
beneficien de una caza exitosa. “La máxima aspiración posible es ser capitán de caza de ballenas –dice
el fotógrafo Kiliii Yüyan–. Es un trabajo que provee a toda la comunidad”.
DICIEMBRE DE 2018
9
T E S T I M O N I O S
Thomas William Kingosak siempre carga un rifle durante las cacerías de ballenas, por si los ataca un oso
polar, los cuales se acercan a los campamentos de caza en busca de comida.
10
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Las ballenas de Groenlandia se adaptan al agua extremadamente fría. En su migración anual por los mares de Chukotka y Beaufort se las ha visto romper hielo de hasta medio metro de espesor para respirar.
DICIEMBRE DE 2018
11
T E S T I M O N I O S
LA HISTORIA DE FONDO
E S TA P R ÁC T I C A D E C A Z A , C O N 1 0 0 0 A Ñ O S D E A N T I G Ü E DA D,
R EÚ N E A U N A C OMU N I DA D D E L N O RT E D E A L A S K A .
de Alaska, la culque retratan a las comunidades indígetura de los inupiats se centra en las banas como degradadas o desamparadas
llenas. Cada primavera, hombres y
no comprenden su complejidad. “Hay
mujeres pasan semanas en el tuvaq –el
que convivir con ellas para ser testigo
hielo cercano al agua–, a la espera de la
de su esperanza y alegría”.
ballena de Groenlandia que migr
D ante 10 meses, repartidos en
al norte, del mar de Bering al
inco años, Yüyan vivió entre
ártico canadiense. Cuando
los inupiats en Utqiaġvik
divisan una, un grupo em( rrow). Acampó con un
puja un umiak al agua.
en la banquisa para
U
Normalmente tienen una
ballenas y muchas
oportunidad de arponear
e ofreció a cubrir el
a la ballena. Si la caza es
turno de la noche, cuando
OCÉANO
PACÍFICO
exitosa, cada quien en el puereinaba la oscuridad y el siblo recibe una porción de carne.
lencio. Aprendió que se trata de
Esta historia de continuidad cultural
un silencio que se rompe rápidamente:
cautivó al fotógrafo Kiliii Yüyan, un
cuando llega una ballena, un observador
indígena, descendiente de los cazadoanuncia su posición y llama al equipo
res y pescadores hezhens (nanáis, en
para atacar. “Cuando están cerca, no es
ruso) del norte de China y el sureste de
sutil. Es perceptible. Cantan. Es como
Siberia. Yüyan asegura que las historias
un musical”. —DANIEL STONE
E N L A C O S TA N O RT E
Un cazador escucha el agua para percibir las canciones de ballenas cercanas.
12
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
NGM MAPS
E M P R E N D E
|
HALLAZGOS
Loros que contagian su risa
E L A Ñ O D E L A S AV E S
Durante todo 2018, National Geographic utilizó la ciencia y la narrativa
para llamar la atención hacia
las aves de la Tierra: lo importantes
que son para el planeta y cómo las
pone en peligro un medio ambiente
que cambia.
A los keas de Nueva Zelanda les
causa mucha gracia cuando otros
loros hacen un llamado específico,
reporta la revista Nature. El gorjeo
bajo y gentil les provoca episodios
de “risa” a los keas, lo cual los hace
el primer no mamífero conocido en
mostrar una emoción contagiosa,
como ocurre con ratas y humanos.
A V E S, 2018
Voló el año
Ante las crecientes
pérdidas de especies de aves, National Geographic se
unió con National
Audubon Society,
BirdLife International y el Laboratorio
de Ornitología de
Cornell para declarar 2018 el Año de
las Aves. Para los
alados, el año trajo
noticias mixtas:
amenazas por pérdida de hábitats,
depredadores, cambio climático, pero
también historias de
éxito, como la del
ibis crestado japonés (abajo) cuyos 12
individuos en libertad, en 1981, aumentaron a más de
500. —LA REDACCIÓN
ANIMALES
VUELVE LA MODA
DE NIDO ABIERTO
L A S AV E S D E H O Y C O N S T R U Y E N N I D O S M Á S B Á S I C O S
Hay la percepción de que la evolución se mueve de lo simple a lo
complejo, pero los nidos de las aves son una excepción. Científicos
descubrieron que los nidos con forma de tazón (arriba, der.) con
probabilidad evolucionaron de los nidos techados (arriba, izq.) al
menos en cuatro ocasiones diferentes en la historia de las especies
aviares. Un estudio en Proceedings of the Royal Society B encontró
que el ancestro común del grupo paseriforme construía nidos con
un domo. Hoy, tres cuartos de ellas construyen nidos abiertos que
por lo general son más fáciles de formar, pero que exponen los huevos a los depredadores. Este hallazgo, según Jordan Price, autor del
estudio de la Universidad St. Mary de Maryland, ilustra cómo la
prevalencia actual de un rasgo “no indica necesariamente el orden
de los acontecimientos durante su historia evolutiva”. —NINA STROCHLIC
FOTOGRAFÍAS (DESDE ARRIBA): JOEL SARTORE, NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK, FOTOGRAFIADO EN EL ZOOLÓGICO DE WELLINGTON;
SHARON BEALS, FOTOGRAFIADOS EN CSIRO AUSTRALIAN NATIONAL WILDLIFE COLLECTION; WANG LIQIANG, SHUTTERSTOCK
E X P L O R
|
T L
S
¿MARES MARCIANOS?
60°
A
CA
Y
30°N
limpo y los cañones pro
de Valles Marineris –ras
cos icónicos del Marte m
nte
N
ís
rno–
PLAN
210°
ECUADOR
240°
270°
300°
330°
0°
T E O R Í A H E L A DA
El agua antigua pudo congelarse en capas gruesas
de hielo que cubrieron el
paisaje. Impresiones de
material fluido en la superficie serían entonces
el resultado del calentamiento estacional y de la
actividad geotérmica que
llevó al derretimiento.
30°S
Cubierta
de hielo
60°
C A N A L E S E XC AVA D O S
Barrancos como estos, encontrados en los cañones de Gorgonum
Caos, muestran evidencia clara de
material fluido. Aún se desconoce
si fueron formados por agua.
En julio de 2018, los
científicos argumentaron
la existencia de un lago subterráneo de 20 kilómetros
de ancho.
TELEVISIÓN
Progreso en MARS
Ve la segunda temporada
de la serie MARS, al aire
todos los jueves hasta el 27
de diciembre por National
Geographic Channel.
Hace unos 3 800 millones de años, el planeta pudo
haber tenido suficiente agua superficial para llenar un
océano o enterrar bajo hielo una buena parte de este.
Misiones como Curiosity, de NASA, han encontrado
claves para resolver el misterio: ¿alguna vez las aguas
abundantes cubrieron el planeta rojo?
P O R M AT T H E W W. C H WA S T Y K
60°
Océano
Hipotético
30°
30°
60°
90°
120°
ECUADOR
150
0°
D E S I E RTO AC T U A L
Hace unos 3 500 millones de
años, la humedad comenzó
a reaccionar con el hierro
del suelo marciano, lo cual
creó su tono rojizo. Cuando
el viento solar erosionó la atmósfera, la mayoría del agua
se perdió. El resto está bajo
la superficie o en los polos.
30°
H ELLAS P LANI T I A
60°
P I S C I N A S P RO L Í F I C A S
Los casquetes polares se expanden y contraen con las
estaciones del planeta.
En esta imagen del vehículo
de exploración Curiosity, la
disposición de los depósitos
implica que el cráter Gale alguna vez contuvo un lago.
UENTES: BETHANY EHLMANN CALTECH CALEB FASSET CENTRO MARSHALL DE VUELOS ESPACIALES DE NASA MICHAEL MANGA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA EN BERKELE ROBIN
WORDSWORTH, UNIVERSIDAD DE HARVARD; NASA/JPL, UNIVERSIDAD DE ARIZONA; CENTRO DE VUELO ESPACIAL GODDARD DE NASA; CENTRO DE CIENCIA ASTROGEOL GICA DEL USG
E X P L O R A
|
T R AY E C TO S
EN NÚMEROS
2 357
M E T R O S D E A LT I T U D
DEL LAGO
0 °C
T E M P E R AT U R A D E L AG U A
EN INVIERNO
11 000
AÑOS DE ANTIGÜEDAD
DE LAS AGUJAS
El Parque
Nacional de
Yellowstone
abarca partes
de Wyoming,
Idaho y
Montana.
DEBAJO DE
Bajo la superficie de este parque hay un mundo
MAPAS NGM
en el Parque Nacional de
Yellowstone, pero bajo la superficie yace una realidad alterna. El fotógrafo Brian Skerry entró al ecosistema del lago Yellowstone para explorar los chapiteles únicos, formados por respiraderos hidrotermales
inactivos desde hace miles de años. Lo guiaba Brett Seymour, retratado aquí, un buzo y fotógrafo del Servicio de Parques Nacionales.
E L PA I S A J E V E R A N I E G O E S L U M I N O S O
T MENOS UNA SEMANA
T MENOS TRES DÍAS
T MENOS CERO MINUTOS
UN CAMBIO
D E A LT I T U D
L I S TA E S E N C I A L
D E E Q U I PA J E
LISTOS
PA R A PA RT I R
Cuando era niño, Skerry
prefería las colecciones
de piedras a los juegos de
química y esperaba convertirse en geólogo. Bucear entre las formaciones
hidrotermales sumergidas
de 11 000 años de antigüedad fue una asignación de
ensueño. Sin embargo,
apenas regresaba de perseguir delfines en Corea
del Sur y le preocupaba
brincar del nivel del mar a
unos 2 300 metros sobre
él: Yellowstone es el mayor
lago de América del Norte
a tan elevada altitud. ¿Qué
tan pronto se ajustaría su
cuerpo? Y, en las profundidades, ¿tendría la suficiente visibilidad para una
buena toma?
Para aislarse a sí mismo del
agua a punto de congelación, Skerry usó un traje
seco, el cual, a diferencia
del traje húmedo, tiene
espacio para incluir capas
térmicas por debajo. Al
momento de arrojarse del
barco para la inmersión
llevaba 45 kilogramos
en equipo.
Cada día durante una
semana, Skerry y Seymour tomaban un bote,
se ponían el equipo y se
aventaban de espaldas
al lago por la borda.
Descendieron a lo que
parecía un universo paralelo de sombras monocromáticas. El agua
era oscura y turbia, por
lo que Skerry necesitaba mucha luminosidad
para mostrar un chapitel de ocho metros. Él y
Seymour bajaron nueve
luces para instalarlas
alrededor de las agujas,
como una iluminación
de estudio. Tomó una semana de ajustes para obtener la luz adecuada
para esta foto.
• Traje seco
• Arnés de buceo con 13.6
kilogramos de pesas de
plomo
• Calcetines de lana,
pantalones y camisa
térmicos
• Nueve luces portátiles
sumergibles
• Ocho estuches de
equipo fotográfico
YELLOWSTONE
que pocos pueden ver: formaciones geológicas milenarias.
POR NINA STROCHLIC
F O T O G R A F Í A D E B R I A N S K E R RY
E X P L O R A
GENIOS
BOLORTSETSEG MINJIN
P O R RACHEL HARTIGAN SHEA
Lleva los fósiles de
los dinosaurios a casa
En el desierto de Gobi abundan los fósiles de dinosaurios. Los científicos han
descubierto 76 géneros de dinosaurios
–un séptimo de los cuales es conocido
por la ciencia– en este desierto en Mongolia. Sin embargo, pocos mongoles
son conscientes de estos tesoros. “Los
fósiles salen del país –afirma la paleontóloga Bolortsetseg Minjin– y, con ellos,
se va el conocimiento”.
Bolortsetseg formó parte de su primera excavación como cocinera, aunque
tenía una maestría y el apoyo de su padre, Minjin Chuluun, uno de los primeros paleontólogos de Mongolia. Sin
embargo, consiguió eludir la cocina para
buscar fósiles. Lo hizo con tal éxito que
la invitaron a ser parte de un programa
de doctorado conjunto entre el Museo
Estadounidense de Historia Natural y la
Universidad de la Ciudad de Nueva York.
Bolortsetseg no quería regresar a un
lugar en el que sentía que los científicos
no eran valorados. Decidió ayudar a sus
compatriotas a informarse sobre su herencia cultural y luchar para protegerla.
Así fundó el Institute for the Study of
Mongolian Dinosaurs. En un principio,
el instituto era apenas un nombre; actualmente organiza una exposición de
dinosaurios itinerante por el país. Bolortsetseg –ahora exploradora emergente de National Geographic– trabaja para
crear siete museos permanentes, uno
en cada región donde se han encontrado fósiles. También ha ayudado a repatriar más de 30 fósiles con relevancia
científica: “Al revertir su salida del país
recuperaremos el conocimiento”.
FOTOGRAFÍA DE REBECCA HALE
E M P R E N D E
LO S D E S C U B R I M I E N TO S D E H OY Q U E D E F I N I R Á N E L MU N D O D E M A Ñ A N A
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
VO L . 4 3 N ÚM . 6
El riesgo global
de la desigualdad
L A V I D A E S TÁ E N R I E S G O : C A M B I O C L I M ÁT I C O, ATA Q U E S N U C L E A R E S
Y ESCASEZ DE RECURSOS. Y EL ABISMO ENTRE RICOS Y POBRES.
P O R JARED DIAMOND
L
del mundo, como Luxemburgo y Estados Unidos, cada año tienen ingresos
individuales promedio casi 100 veces más altos que
aquellos de los países más pobres, como Burundi o
la República Democrática del Congo. Es una tragedia para los países pobres. ¿Acaso también es una
tragedia inminente para las naciones ricas?
Hasta hace poco, tantos pobres en otros países no
constituían una amenaza para los países ricos.
“Ellos”, allá, no sabían gran cosa sobre “nuestro” estilo de vida e incluso, si lo sabían y se enojaban por
ello, no podían hacer nada al respecto.
Pero, hoy día, los países pobres y remotos pueden
ocasionarles problemas a las naciones ricas y los
motivos se pueden resumir en una palabra: globalización. Como resultado de las conexiones cada vez
mayores entre todos los rincones del mundo, las
personas en los países en desarrollo están mejor
informadas sobre las diferencias entre los estándares
L O S PA Í S E S M Á S R I C O S
DICIEMBRE DE 2018
19
E M P R E N D E
|
REFLEXIONES
de vida y muchas de ellas ahora pueden viajar a
países ricos.
Gracias a la globalización no pueden persistir estas
desigualdades drásticas entre los estándares de vida
altos y bajos. Destacan tres ejemplos.
El primero es la salud. La diseminación de enfermedades es el resultado involuntario de la globalización. Enfermedades temidas ahora se transmiten
a los países ricos por los viajeros que visitan países
pobres, donde las enfermedades son endémicas y
las medidas sanitarias, insuficientes. Por ejemplo,
en 1992, un avión de pasajeros argentino recogió
alimentos infectados con cólera en Perú y voló sin
escalas a Los Ángeles; algunos pasajeros después
volaron a Seattle, Alaska y Tokio, lo cual resultó en
una sarta de casos de cólera desde California a Japón.
Segundo, el terrorismo. En cada país hay individuos
locos y enojados resueltos a matar: los países pobres
no tienen el monopolio de la violencia. Sin embargo,
hoy en los países pobres los medios bombardean a
las personas con imágenes de estilos de vida disponibles en otras partes del mundo, pero no para ellos.
Como producto de la ira y la desesperación, algunos
se vuelven terroristas y otros los toleran o apoyan.
Predigo que habrá más ataques terroristas contra
Estados Unidos, Europa, Japón y Australia, mientras
persistan las diferencias en los estándares de vida.
cuando la desigualdad y la
globalización chocan, es el de las personas con estilos de vida espartanos que anhelan la abundancia.
En la mayoría de los países en desarrollo, mejorar
los estándares de vida es uno de los principales objetivos en las políticas públicas. Millones de personas en dichos países no esperan a que sus gobiernos
mejoren sus estándares de vida en su generación.
Más bien buscan estilos de vida más prósperos
migrando a países desarrollados, con o sin visas:
sobre todo a Europa occidental, Estados Unidos y
Australia, provenientes de África, Asia y América
Latina. Sin importar que los migrantes busquen
oportunidades económicas, un refugio ante la violencia o asilo político, no se puede controlar las oleadas recientes de migración en todo el mundo.
Sin embargo, no será posible que todos materialicen el sueño del estilo de vida del mundo desarrollado. Es cuestión de hacer cuentas.
El índice de consumo individual promedio incluye la cantidad de petróleo y otros recursos que
la persona promedio consume en un año. En los
países ricos, estos índices son hasta 30 veces más
altos que en los países pobres.
Multiplica la población actual de cada país por
el índice de consumo individual promedio de cualquier recurso –por ejemplo, petróleo– y suma las
cantidades de todo el mundo. La suma resultante
es el índice de consumo actual de ese recurso.
Ahora repite el cálculo, pero con el supuesto de
que los índices de consumo de todos los países en
desarrollo sean 30 veces más altos que los actuales.
E L T E RC E R E J E M P LO,
20 N A T I O N A L G E O G R A P H I C
Otras amenazas
que enfrenta
la Tierra
En mi libro de próxima publicación, Crisis and Change, identifico
cuatro problemas que amenazan
a la población humana y los estándares de vida en todo el mundo,
e incluso posiblemente la existencia de la civilización. La desigualdad es uno de ellos, estos son los
otros tres.
Ataque nuclear. Posibles escenarios incluyen un ataque preventivo
de una nación para destruir el arsenal de un rival (por ejemplo, Pakistán e India), la intensificación
por un error de cálculo en la respuesta de un rival (por ejemplo,
Corea del Norte y Estados Unidos),
una falsa alarma de lanzamiento
del misil de un rival (sabemos que
esto pasó cuatro veces entre Estados Unidos y la Unión Soviética)
y, más probable, que terroristas
roben una bomba nuclear o fabriquen su propia bomba sucia.
Cambio climático Ya incrementa
las temperaturas, ocasiona sequías,
eleva la volatilidad meteorológica,
disminuye la producción de alimentos, disemina enfermedades
y aumenta los niveles del mar.
Agotamiento de recursos Enfrentamos una escasez de suministros
–o el aumento del costo de extraer
suministros cada vez menos accesibles–, como los combustibles
fósiles, algunos minerales, bosques,
peces y agua potable. —JD
ILUSTRACIÓN: GÉRARD DUBOIS
E M P R E N D E
|
REFLEXIONES
El resultado: los índices de consumo global se incrementan 10 veces. Lo anterior es equivalente a una
población mundial de casi 80000 millones de habitantes con la distribución de los índices de consumo
actuales. Algunos optimistas aseguran que la Tierra
puede albergar a 9500 millones de habitantes, pero
ningún optimista está tan loco como para asegurar
que el mundo puede albergar a 80000 millones.
E L Ú N I C O R E S U LTA D O S O S T E NIBLE ES AQUEL EN EL QUE
LOS ÍNDICES DE CONSUMO
SEAN MÁS O MENO S EQUITATIVOS EN TODO EL PLANETA .
en Estados Unidos es derroche y no contribuye a la
calidad de vida. Por ejemplo, los índices de consumo de petróleo en Europa occidental son cerca de la
mitad que en Estados Unidos. Sin embargo, el bienestar del europeo occidental promedio es más alto
que el del estadounidense promedio según todos los
criterios importantes, como seguridad financiera
tras el retiro, salud, mortalidad infantil, esperanza
de vida y vacaciones.
en desarrollo que si
adoptaban buenas políticas públicas, como un gobierno honesto, también podrían disfrutar de la
abundancia, pero esa promesa es un engaño cruel.
El mundo no cuenta con recursos suficientes. Ya
tenemos dificultades para sostener el estilo de vida
del mundo desarrollado en la actualidad, cuando
solo alrededor de 1000 millones de personas de los
7 500 millones que hay en el mundo lo disfrutan.
Los estadounidenses suelen afirmar que el consumo creciente en China y otros países en desarrollo
es “un problema” y desearían que ese “problema”
no existiera. Desde luego que persistirá: los habitantes de otros países también quieren tener los
índices de consumo de los estadounidenses. Si les
pidieran que renunciaran a esas aspiraciones, harían
caso omiso. El único resultado sostenible para nuestro mundo globalizado es aquel en el que los índices
de consumo sean más o menos equitativos en todo
el planeta. Pero no podemos mantener el mundo
desarrollado del presente de manera sostenible en
su nivel actual, mucho menos llevar el mundo en desarrollo a ese nivel.
¿Esto garantiza un desenlace desastroso? ¡No!
Podríamos tener un resultado estable en el que todos los países compartieran índices de consumo
inferiores a los que disfrutan las naciones desarrolladas. Es probable que los estadounidenses se
opongan: ¡no vamos a sacrificar nuestros estándares de vida para beneficiar a otros! Como alguna vez
aseveró Dick Cheney, ex vicepresidente de Estados
Unidos: “El estilo de vida estadounidense no es
negociable”. Sin embargo, la realidad cruel del nivel
de los recursos globales garantiza que el estilo de
vida estadounidense cambiará, les guste o no. Esas
realidades no son negociables.
Por alarmante que parezca, creo que no sería un
sacrificio importante. ¿Por qué? Porque si bien los
índices de consumo y bienestar guardan relación,
no dependen uno del otro. Buena parte del consumo
L E S P R O M E T I M O S A L O S PA Í S E S
INGRESO
DESIGUAL
R. D. del
Congo
India
Burundi
0
Jared Diamond, profesor de geografía en la Universidad de California en Los Ángeles, es ganador del Premio Pulitzer y autor de
Armas, gérmenes y acero, entre otros libros populares.
Hoy 12 % de la población mundial produce 38 % del ingreso global (los países a la
derecha de esta gráfica). Conforme los ingresos aumenten en los países más pobres, también se incrementará el consumo, lo cual agotará más recursos naturales.
Colombia
Liberia
en el curso de nuestra vida
los índices de consumo per cápita en el mundo desarrollado disminuirán. La única pregunta es si
llegaremos a ese resultado mediante métodos de
nuestra elección o métodos desagradables de los
que no tengamos control. Asimismo, con toda seguridad en el curso de nuestra vida, los índices de
consumo per cápita en los países en desarrollo ya
no constituirán una trigésima parte de los índices en
los países desarrollados: serán más equitativos.
Estas tendencias son objetivos deseables, no prospectos horribles que hay que detener. Contamos ya
con suficiente conocimiento como para esmerarnos
en hacerlos realidad, lo que falta es la voluntad
política necesaria.
¿Las consecuencias de la desigualdad deberían
deprimirnos? De nuevo, no. Si bien los problemas
empeoran, las posibles soluciones mejoran. Los
acuerdos multinacionales o mundiales ya han conseguido resolver algunos de los grandes problemas.
Por lo tanto, me parece que en nuestro mundo se
lleva a cabo una carrera de caballos representada
por la destrucción y la esperanza. No es una carrera normal, los dos caballos no llevan una velocidad
constante. Es una carrera cada vez más rápida, en
la que cada caballo acelera el paso. Dentro de pocas
décadas, sabremos qué caballo resultó ganador.
C O N T O DA S E G U R I DA D,
Círculos ordenados
por tamaño de
acuerdo a la población
Rusia
China
1 400 mill.
10K
Los paises a la derecha de esta línea representan 38 %
del ingreso del mundo pero solo 12 % de su población
RU
Estados Unidos
321 millones
Australia
R EGIÓN
América del N.
América del S.
Europa
África
Asia
Oceanía
Brunéi
Catar
2.5 millones
Singapur
20K
30K
40K
50K
60K
70K
80K
90K
100K
110K
PRODUCTO IN TERN O BRUTO PER CÁ PITA*
TAYLOR MAGGIACOMO (NGM). FUENTE: BANCO MUNDIAL
*2015, AJUSTADO A LA PARIDAD DEL PODER ADQUISITIVO dólares a precios internacionales constantes de 2011)
120K
E X P L O R A
|
A T R AV É S D E L A L E N T E
Un regalo, cuando
más importa
T E X T O Y F O T O G R A F Í A S D E D AV E Y O D E R
no se toman; son regalos. En
coincidencia, este llegó en la Navidad de 2014. Se
materializó en la Capilla Sixtina, de manera milagrosa, como si hubiera descendido de La creación
de Adán, de Miguel Ángel, en la bóveda superior.
Vino a mí en un momento tan difícil que incluso
hoy me pregunto si yo debía estar ahí.
El papa Francisco fue elegido un año antes. Al
principio, no estaba en ninguna lista para fotografiarlo, aunque vivía en Roma en ese tiempo. Ninguno de mis proyectos anteriores era parecido y sabía
poco sobre la Ciudad del Vaticano o el papa Francisco. Durante una visita a National Geographic hice
un comentario casual al editor acerca del pontífice.
Para mi asombro, me encargó fotografiar el artículo.
De pronto me sentí como el perro que al fin alcanzó
el automóvil. No tenía idea de cómo proceder.
Tuve que aprender a navegar en el Vaticano, pues
en general se mantiene a los fotógrafos lejos del pontífice. Para sumar a mi causa, convoqué a la editora
Susan Goldberg, así como a los tres embajadores
estadounidenses que hay en Roma, para un almuerzo con las autoridades vaticanas. Mi petición fue
concedida, pero eso solo probó ser el primer paso de
un proceso que tardó meses.
Fui contemplado entre los vaticanisti, los periodistas que cubren al pontífice y toman las mismas
imágenes que todos los demás. Desde ese punto
privilegiado, el papa es una mera partícula sobre un
horizonte marmoleado. Luego, como si fuese una
penitencia por mis pecados, la revista promovió el
artículo a la portada, un progreso aterrador que
requería un acceso excepcional.
Mi salvación llegó en la persona del fotógrafo del
papa: Francesco Sforza, hombre humilde y siempre
L A S M E J O R E S F OTO S
L
C UA N D O E L F O T Ó G R A F O
RECIBIÓ UNA NOTICIA DESCORAZONADORA DURANTE
U N A A S I G N AC I Ó N C O M P L I C ADA , E S TA B A D E S E S P E R A D O.
LU E G O, E L PA PA F R A N C I S C O
T O M Ó U N A D E SV I AC I Ó N.
24
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
DICIEMBRE DE 2018
25
E X P L O R A
|
A T R AV É S D E L A L E N T E
alegre que apenas puede llegar a tiempo a sus asignaciones de la Santa Sede por todas las personas
que lo detienen para conversar. Su oficina está adornada con las cámaras antiguas y maltratadas que
usaron los fotógrafos de papas pasados. Hace tres
décadas, él ayudó al fotógrafo de National Geographic James Stanfield con un artículo sobre el Vaticano. Sforza aceptó tomarme bajo su cuidado, actuar
como mi chaperón, ponerme cerca. Es difícil exagerar mi buena fortuna o el altruismo de Sforza. Me
dijeron que era la primera vez que los funcionarios
vaticanos permitían un acuerdo semejante con
un fotoperiodista.
El afable destacamento de seguridad del papa
Francisco me acomodó con gran colegialidad, a pesar de las multitudes que lo rodeaban. Estos hombres
tienen el poco envidiable trabajo de salvaguardar a
un líder mundial que le resta importancia a la protección. También lidian con los niños que se retuercen
en sus brazos, arrojados por los padres eufóricos;
levantan a los bebés hacia el papamóvil para una
rápida bendición de Francisco y luego los devuelven
a salvo a sus progenitores. A menudo corrí junto con
Sforza en esa caravana salvaje, mientras manchaba
mis dos trajes con sudor y tropezaba con los guardaespaldas, siempre educados, al intentar no ser
atropellado, de manera literal, por el papa.
Todo este acceso implicaba saber que tenía una
responsabilidad que no podía traicionar. Sforza y
su equipo de dos, Simone y Mario, me guiaron por
los protocolos del Vaticano, pero por lo demás tuve
una libertad notable, sin ninguna sugerencia de
censura. Solo una vez me pidió alguien, como un
favor, no tomar una foto de Francisco. El papa se
aferraba para salir del asiento trasero del estrecho
Ford Focus en el que viaja a menudo; un cardenal
pensó que se veía indigno. Me pareció justo.
Traté de evitar atraer la atención, algo difícil
dada mi incómoda altura de 1.98 metros. Una vez
me di cuenta demasiado tarde de que me había
ubicado en un círculo de obispos que saludaban
al papa cerca de la Piedad, de Miguel Ángel. No
había una salida discreta. Cuando Francisco cruzó
el arco hacia mí, mientras estrechaba las manos,
fingí examinar la configuración de mi cámara. Al
levantar la vista, él estaba parado frente a mí, con
la mano extendida, las cejas levantadas y esperaba
a que lo notara. El estatus o la ocupación nunca
parecieron preocuparle.
A medida que la asignación se acercaba a su fin,
me encontré en una búsqueda desesperada por una
foto de Francisco digna de la portada, un logro complicado para una de las personas más fotografiadas
en el mundo. Ninguna funcionaba del todo y mi
editor buscaba opciones de otros fotógrafos. Tener
la imagen de alguien más en la portada habría sido
una derrota, un fracaso en la entrega para las personas que pusieron su fe en mí y me dieron una
oportunidad extraordinaria. Aposté por las ceremonias navideñas que se acercaban como mi última
y mejor esperanza.
Durante mi trabajo, la salud de mi padre caía en
picada. El cáncer que había estado en remisión durante muchos años había regresado y devorado sus
huesos. Esa sería su última Navidad.
Durante una misa me senté en la precaria pasarela que cuelga del techo dorado de la basílica de
San Pedro, mientras alternaba entre tomar fotos y
usar mi teléfono para buscar vuelos a casa, en Indiana. Entonces llamó mi hermana. Dijo que mi
padre estaba en el hospital. No regresaría a casa.
Y añadió con énfasis: “Papá dijo: ‘No arruines tu
trabajo’”. Decidí quedarme unos pocos días más.
El día de Navidad, el pontífice se dirigió a una
multitud numerosa. Puse todas mis esperanzas de
obtener una imagen de portada en ese espectáculo.
En el último minuto, sin embargo, un cardenal se
puso nervioso. Sforza me comunicó las malas noticias: no había espacio para mí en el balcón. El plan
se derrumbó y mi apuesta se sintió vergonzosa.
Tendría un último momento con el papa Francisco. Después de que la multitud se dispersó, me
saludó, me estrechó la mano y nos deseamos una
feliz Navidad. Luego se volvió para hablar con uno de
sus ayudantes. Sforza me informó sin aliento lo
que había escuchado: “Él va a la Capilla Sixtina”.
Lo seguí.
El papa hizo una pausa en esa cámara etérea solo
por unos pocos segundos, mientras miraba la obra
maestra de Miguel Ángel en un silencio frágil. Mi
amigo y ángel de la guarda, Francesco Sforza, susurró: “Ahí está tu portada”. Apreté el obturador y
me pregunté si este era el regalo de Navidad de
Francisco para mí.
Logré regresar a Indiana justo a tiempo.
Dave Yoder es colaborador fotográfico y explorador de National
Geographic. Su trabajo incluye temas como los cazarrecompensas,
un circo infantil y el observatorio ALMA, en Chile.
D U R A N T E M I T R A B A J O, L A S A L U D D E M I P A D R E C A Í A
E N P I C A D A . E L C Á N C E R Q U E H A B Í A E S TA D O E N R E M I S I Ó N D U R A N T E M U C H O S A Ñ O S H A B Í A R E G R E S A D O.
CONTEMPLAR EL ABANDONO DE UNA ASIGNACIÓN
N O E S P O C A C O S A . P E R O, E N E S T E C A S O, L A A LT E RN AT I VA S E S E N T Í A M U C H O P E O R .
26
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
E X P L O R A
INSTINTOS BÁSICOS
ELLA APREC
SU GUSTO.
macho de
¿po
ricus no prefiere
la araña Latrodectus geo
a las lindas hembras jóve
? Son más férti
les que sus mayores, se ap ean más rápido,
sin un cortejo elaborado. por último, pero
no menos importante, las embras jóvenes
de L. geometricus no coron n la cópula con
la canibalización de su parej , mientras que las
adultas sí.
Dadas las obvias ventajas, n equipo de
investigación en Israel espera que los ma
chos de L. geometricus prefirier n a las hembras jóvenes. Para probar esta su osición, los
investigadores prepararon orgías rácnidas
al ofrecerles a los machos acceso a nsortes
de todas las edades. Sus hallazgos f ron blicados en Animal Behaviour.
Para copular con una hembra adult , un
macho puede pelear contra muchos ri es
o realizar gestos de cortejo hasta por sei
ras. En el momento mágico, él coloca un e
sus dos órganos sexuales dentro de una de s
dos aperturas sexuales de ella, que comenz
a comérselo vivo. Si él sobrevive, podría aparearse de nuevo o tal vez quede demasiado
mutilado para hacerlo.
En el estudio, cuando los machos tuvieron un
tiempo de intimidad con hembras de diferentes
edades, se emparejaron con menos de la mitad
de las más jóvenes, pero con todas las más viejas. Ni uno de los ejemplares que se aparearon
con las hembras de menor edad murió por canibalismo, pero sí más de la mitad de aquellos que
lo hicieron con las adultas. “En realidad no entendemos” la lujuria suicida de los machos, comenta el coautor del estudio Shevy Waner. Una
teoría es que las hembras maduras exudan feromonas más intensas, como una compensación
química de sus carencias en cuanto a fertilidad
y juventud. —PATRICIA EDMONDS Y KATIE WATKINS
C UA N D O B U S C A S E XO,
Esta araña viuda marrón fue
fotografiada en el Instituto
de la Naturaleza Audubon.
FOTOGRAFÍA: JOEL SARTORE
LOS
Cazadores
DE LA BIBLIA
CIENTÍFICOS,
COLECCIONISTAS
Y MAQUINADORES
COMPITEN POR
DESCUBRIR TEXTOS
SAGRADOS EN UN
MUNDO DE INTRIGA
Y MISTERIO, DONDE
LA RELIGIÓN SE
ENCUENTRA CON
LA ARQUEOLOGÍA.
ROBE RT DRA PE R
F OTO G R A F Í A S D E PA O L O V E R Z O N E
POR
29
El religioso dominico
Jean-Michel de Tarragon estudia fotografías
de archivo en la Escuela
Bíblica y Arqueológica
francesa de Jerusalén,
cuyos estudiosos encabezaron la búsqueda
de los Rollos del Mar
Muerto, los textos bíblicos más antiguos que
se han descubierto.
FOTOGRAFÍA
ANTERIOR
Copiado a mano hacia
el año 1400, un Nuevo
Testamento de Wycliffe
se encuentra exhibido
en un parque temático
cristiano de Florida,
donde recibe un tratamiento de guantes
blancos. John Wycliffe
fue un teólogo inglés
que defendió la traducción de la Biblia del
latín a la lengua común,
innovación que denunciaron los funcionarios
eclesiásticos.
COLECCIÓN VAN KAMPEN EXHIBIDA
EN HOLY LAND EXPERIENCE,
ORLANDO, FLORIDA, EUA
30
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
CAZADORES DE BIBLIAS
31
32
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Una conservadora de la
Autoridad de Antigüedades de Israel prepara
un fragmento de los
Rollos del Mar Muerto
para su exhibición. Invertido en esta imagen,
el frágil documento se
coloca entre capas de
malla que primero se fijan con alfileres y luego
se cosen siguiendo los
bordes del fragmento.
CAZADORES DE BIBLIAS
33
Un calor inmisericorde abrasa las
colinas yermas del
desierto de Judea,
cerca de la costa
del mar Muerto.
Sin embargo, hay un frescor misericordioso en el
interior de la cueva donde Randall Price se encuentra tendido boca abajo, con la mirada fija en una
grieta donde, apenas el día anterior, descubrió
una olla de bronce de 2 000 años de antigüedad.
“Los beduinos saquearon esta cueva hace unos
40 años –informa Price, arqueólogo estadounidense y profesor de investigaciones en la Universidad Liberty de Virginia–. Por suerte para
nosotros, no excavaron a gran profundidad.
Tenemos la esperanza de que, si seguimos excavando, llegaremos a la veta principal”.
Cualquiera que haya oído hablar de estas célebres cuevas, próximas al asentamiento judío
de Qumrán, sabe a qué veta se refiere Price. En
1947, unos jóvenes cabreros beduinos se asomaron a una gruta cercana e hicieron uno de los
descubrimientos arqueológicos más importantes
del siglo XX: siete pergaminos enrollados y cubiertos con caracteres hebreos antiguos, los primeros de los famosos Rollos del Mar Muerto. Es
probable que los miembros de la secta separatista de Qumrán escondieran los rollos en la
cueva hacia el año 70 d. C., cuando las huestes
romanas avanzaban para aplastar la primera
revuelta judía. Con el tiempo emergerían otros
34
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
En su búsqueda de más
Rollos del Mar Muerto,
el arqueólogo israelí
Oren Gutfeld mira dentro de una cueva donde
halló pedazos de pergamino antiguo. “Estaba en blanco –dice–,
pero quizá no lo esté
la próxima vez”.
centenares de rollos escritos hacia el siglo III
a. C., considerados los textos bíblicos más antiguos jamás hallados.
Las cuevas de Qumrán se encuentran en la Cisjordania ocupada por Israel y muchos consideran
que el trabajo de Price es ilegal, de acuerdo con
las leyes internacionales. Pero eso no ha disuadido
al estadounidense –ni al israelí Oren Gutfeld, director de la excavación de la Universidad Hebrea
de Jerusalén– de continuar con una agenda de
investigación derivada de un esfuerzo anterior e
igualmente controvertido.
En 1993, tras la firma de los Acuerdos de Oslo,
el gobierno israelí lanzó la Operación Rollo, una
inspección de emergencia que abarcó todos los
sitios arqueológicos que podría perder el país.
Para ello se hizo un inventario precipitado y superficial, y aunque los inspectores no encontraron más rollos, produjeron mapas de decenas de
cuevas dañadas por terremotos que los saqueadores beduinos podrían haber pasado por alto.
En 2010, una gruta identificada como Cueva 53
llamó la atención de Price y, poco después, despertó el interés de Gutfeld, quien la describió
como una cueva “jugosa”. “Encontraron un montón de cerámica de distintos periodos, desde el
islámico temprano hasta el correspondiente
al Segundo Templo y el helenístico –recuerda–.
Tenemos motivos para creer que puede haber
algo más allí”.
Hace dos años, durante la exploración inicial
de la Cueva 53, los arqueólogos descubrieron un
CAZADORES DE BIBLIAS
35
Khader Baidun, anticuario autorizado por el
gobierno israelí, visita
la bodega bajo uno de
los negocios familiares
en la Ciudad Vieja de
Jerusalén. Para impedir
la venta de objetos saqueados, los comerciantes ahora deben
registrar los artefactos
en una base de datos
digital. No obstante, un
comerciante asegura
que persiste el secretismo. “Es la costumbre
no mencionar nombres
ni cantidades”.
36
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
CAZADORES DE BIBLIAS
37
LA HISTORIA
DE LA BIBLIA
La Biblia adquirió cuerpo –en forma y palabra– a lo largo
de siglos de estudios, debates, adelantos tecnológicos y veneración. Estos textos sagrados se han transmitido en muchos formatos, desde manuscritos en papiro y pergamino
hasta palabras estampadas con imprentas mecánicas.
CONSTRUCCIÓN DE
LOS CÁNONES
l
s
La “biblioteca divina” es
obra de más de 35 autores
que escribieron a lo largo
de un milenio, por lo menos. Hicieron falta siglos
para determinar cuáles escritos había que incluir en
el canon oficial de las Sagradas Escrituras.
s
e
o
s s
b
e
r
NUEVO TESTAMENTO
Los relatos de la vida y
las enseñanzas de Jesús,
y los registros de sus seguidores se atribuyen a los
apóstoles y sus asociados.
ANTIGUO TESTAMENTO
Se escriben las escrituras
hebreas. El acuerdo sobre
los libros acreditados demora varios siglos.
os s
o i z
n a ie t s
Los “gnósticos” afirman
tener conocimientos
ocultos de la divinidad y
escriben libros adicionales bajo los nombres
de los apóstoles de Jesús.
.
e e
z
e
t
.
t r
a
c
x o ig o
un o e
nci
i e
EVOLUCION DE LOS
MANUSCRITOS
n
c
p eta a
i
n
rie
a nta, una
s es
inas
i
x r m
Ha a os en cue
vas róximas
a mar ue
s jarrones
cer
ca p
ron ber
serva o varios
ro
a o argo
siglos
YE T
ec
.
. .
El hebreo se lee de der. a izq
Las
n
EL
1
Las escrituras e reas que aron asenta as en ro
os e pergamino ec o con cuero anima , a ve
ces, con papiro. Las sinagogas mo ernas siguen
sa
ro s manuscritos
Las Sagradas Escrituras fueron copiadas letra por letra
durante miles de años. La
tradición y la ubicación influyeron en los materiales
utilizados.
LI TE
.
r n R ll
I í
o os e
ar uert
Siglo
DI EA
EA
N EL
I
EL NA IMIEN
A HIST RICO. INVESTIGACIO
NE A ADÉMI A MÁ RE IENTE
IEREN
QUE JES S NACI UNOS AÑOS ANTES
ALAMY T
K
PH T
Los escribas medievales solían ser monjes
que pasaban semanas,
meses e incluso años
trabajando a mano con
un mismo manuscrito.
5 0d
50
000
0
El Sínodo de Laodicea
(Turquía moderna) establece que solo los
textos confirmados
como escrituras pueden usarse en el culto.
1500
15
00
El Concilio de Hipona
(Argelia moderna)
anuncia los 27 libros
para el canon del
Nuevo Testamento,
el cual sigue vigente.
2000
000
Los
o re
efor
ores
or
obj
n a gu
guna
nas
doctri
doc
trinas
n catól
ólic
icas y
aboga
abo
gan porr ccambios
e rien la práctica, el
tual y la teología.
L ruptura entr
nt e el
La
pattria
p
r rca or
o iental
a y
al
el pap
pa a occiidental
a n
alc
nza su apogeo
y cond
duce al Gran
1 4.
ma de 105
TOL CIS
1455
OMANO
Biblia de Gutenberg
CA OLI
O CISMO OM
O ANO
N
Martín Lutero
escribe sus 95
Tesis.
5 17
363 393
CRI
RISTI
TIIA
AD
R TE T N IS O
0 54
1611
Biblia del rey Jacobo
382
San Jerónimo
m
comienza
la traducción al latin
de la
a Biblia conocida como Vulgata
OR
RTOD X A
RTODO
RIEN
IE TA
JUD
U AÍS
Í MO
SO
CÓDICE
Primeros códices
Códices posteriores
Los textos cristianos más antiguos solían escribirse
en papiros, los cuales se encuadernaban en códices
a menudo con una columna de texto por página.
El pergamino se popularizó en el siglo IV.
Los manuscritos tendían a ser más grandes y
extensos y, a partir del siglo v, más ornamentados.
Cuadernillo único Varios cuadernillos
Cosido
Retenes de piel
Una variedad de
pigmentos así
como pan de oro
se utilizaban para
ilustrar e iluminar
los textos.
Evangelio y Códice de Actas
Papiros Chester Beatty
Siglo III d. C.
us
Codex Amiatinus
Princi
P
ci
s del
d
lo VIII
LA ÍN
O
BIBLIOTECA
CHESTER
BEATTY
BIBLIOTECA MEDICEA
LAURENZIANA
REPOSITORIO DIGITAL
ESCRITURAS COMPARTIDAS
Aunque judíos y cristianos comparten muchas
escrituras sagradas, los judíos no reconocen el
Nuevo Testamento. Judíos y protestantes
tampoco admiten los libros apócrifos.
LIBROS DEL
ANTIGUO
TESTAMENTO
Los 24 libros d a Biblia
B ia hebrea
se enc
en uen
entra
ran
n reor
eor a
doss en
e Ant
n
estame
ame
cristtian
a o.
o
BIBLIA
A
HEBR
B EA
A
5
E T NTIS
T SMO
CIS
SMO R MANO
S
NO
DOX OR
ORIENTA
RIIE
L
O
5
5
5
PEN
NTAT
TA E
EU
UCO
Torá
Prime
eros c nco
libro
os de la
Biblia
(L
N
(Pr
P
i m
i’i
)
8
2
16
6
1
H ST
STO
H
Histo
oria an
ntigua
de Israel
Hechos
históricos
registrados por
los profetas
israelís
11
( s
(E
m
tu as)
Libro
apócrifo
5
7
Poesía,
sabiduría y
registros
históricos
9
SABIDURÍA
17
24
4
Llam
m
mados
ados Libros
L
poétticos por
los ortodo
ox
xos
orien
ntales
18
libros
21
PROFETAS
LIBROS
APÓCRIFOS
Las iglesias católica
romana y ortodoxa
oriental consideran
estos textos como
parte del Antiguo
Testamento, donde
se denominan libros
deuterocanónicos.
Mensajes
di i
divinos
contados p
por
los p
profeta
as
39
46
53
4
LIBROS
DEL NUEVO
TESTAMENTO
Protestantes, católicos romanos y ortodoxos orientales
usan el mismo canon para el Nuevo
Testamento. Otras
sectas ortodoxas
utilizan un orden o
una colección de libros ligeramente
diferentes.
EVAN
NGEL
LIOS
L
Evang
gelio significa
“buen
nas nuevas”
1
21
HECHOS
Cre
C
ecim
cim
mien
nto
de
e la iglesia
tempr
tem
prrana
EPÍSTOLAS
tass de los
apóstoles Juan y
Pablo,, entre otros
1
ELACIO
CIO
ONE
Visión
n apoca
alíptic
t a
pequeño rollo de pergamino en blanco, así como
jarrones de almacenamiento rotos: una evidencia
provocadora de que la gruta pudo haber albergado más rollos. Hoy, al cabo de casi tres semanas
de excavación, sus hallazgos se encuentran expuestos sobre una mesa plegadiza fuera de
la cueva. Pero no hay rollos. Y de esta manera, la
excavación continúa.
L
veneran reliquias sagradas. Sin embargo, los
textos antiguos son fundamentales para
la fe de quienes creen que Dios habla con
las palabras que asentaron los profetas y los
apóstoles del pasado. Los textos venerados son
un vínculo palpable con los mensajeros elegidos
de Dios, llámense Mahoma, Moisés o Jesucristo.
La veneración de las escrituras sagradas es
parte integral de la fe de los cristianos evangélicos, quienes se han convertido en el motor que
impulsa la búsqueda de textos bíblicos perdidos
hace siglos. Los críticos arguyen que el apetito
evangélico por estos artefactos espolea la demanda de objetos saqueados; acusación corroborada, en cierta medida, por investigaciones
recientes e informes de comerciantes legítimos.
“Los evangélicos han tenido una influencia
enorme en el mercado –asegura Lenny Wolfe,
vendedor de antigüedades en Jerusalén–. Disparan los precios de cualquier cosa asociada con la
época de Cristo”.
Desde hace tiempo, coleccionistas adinerados
y mecenas generosos han desempeñado un papel
importante en la búsqueda de artefactos antiguos. Entre quienes ayudan a subsidiar la expedición de Price y Gutfeld en Qumrán se encuentra
una fundación que creó Mark Lanier, acaudalado abogado de Houston. Por su parte, el nuevo
Museo de la Biblia, en Washington, D.C., financia
otra excavación en Tel Shimron, Israel. Steve
Green, presidente de la junta del museo, también
lo es del gigante de las manualidades Hobby Lobby y uno de los mayores contribuyentes a las causas cristianas de Estados Unidos.
“Hay mucho por encontrar allá. Imagina cuánto más podría haber –me dice Green al reunirnos
en el reluciente museo de 40000 metros cuadrados, valuado en 500 millones de dólares–. Estamos
entusiasmados por quitar cada piedra”. Pero, como
ha descubierto el devoto bautista sureño, no todos
los que participan en el negocio de la cacería de la
Biblia son santos. Y si bien remover piedras podría
revelar más rollos, también hallarán víboras.
O S F I E L E S D E MU C H A S R E L I G I O N E S
T
y otras amenazas
–desiertos calcinantes, tormentas de
arena cegadoras, ladrones armados–
era un riesgo inherente al territorio que
recorrieron los primeros cazadores bíblicos del
siglo XIX y principios del XX. Egipto era uno de
los destinos predilectos, pues su clima árido es
idóneo para la preservación de los frágiles manuscritos. Muchos de aquellos exploradores eran
recios eruditos aventureros y los relatos de sus
viajes y hallazgos evocan imágenes de Los cazadores del arca perdida.
Tomemos el caso de Konstantin von Tischendorf, estudioso alemán que, en 1844, emprendió
un largo y peligroso viaje por Egipto, cruzando
el desierto del Sinaí hasta el monasterio cristiano de Santa Catalina, el convento en funciones
más antiguo del mundo. Allí encontró el “tesoro
bíblico más preciado que existe”. Se trataba de
un códice –un texto antiguo con formato de libro, en vez de rollo– que databa de mediados del
siglo IV d. C. Conocido actualmente como Codex
Sinaiticus [Códice Sinaítico], es una de las dos
biblias cristianas más antiguas que aún se conservan, y también la copia más completa del
Nuevo Testamento.
Según su propio relato de los acontecimientos,
Tischendorf detectó unas páginas del códice en
un canasto de pergaminos viejos que los monjes
pretendían quemar. Así que rescató esas páginas
y pidió autorización para llevarse todo el códice y
estudiarlo en Europa. El entusiasmo del erudito
extranjero alertó a los monjes sobre su valor, por
lo que solo accedieron a entregarle unas decenas
de páginas.
En 1853, Tischendorf repitió el difícil viaje hasta
Santa Catalina, pero el esfuerzo fue infructuoso.
Regresó por tercera y última vez en 1859, tras
obtener el patrocinio del zar ruso, considerado
el “defensor y protector” de la Iglesia ortodoxa
oriental, a la que pertenece el monasterio del
Sinaí. La tenacidad de Tischendorf fue recompensada en esa ocasión. Aun cuando había firmado una carta compromiso para devolverlo
una vez que hiciera copias exactas, envió el códice a su real mecenas en San Petersburgo.
A la larga, los monjes “donaron” el códice al
zar, aunque aún se debate si lo hicieron voluntariamente o bajo presión. En cualquier caso, la
invaluable Biblia permaneció en San Petersburgo hasta 1933, cuando el gobierno de Stalin, que
enfrentaba hambrunas y una crisis financiera,
lo vendió al Museo Británico.
O PA R C O N S E R P I E N T E S
Entre quienes siguieron sus pasos se encuentran Agnes Smith Lewis y Margaret Dunlop Gibson, gemelas y eruditas autodidactas escocesas
que, entre ambas, dominaban una docena de
lenguas. En 1892, las intrépidas hermanas presbiterianas, que ya para entonces eran viudas de
mediana edad, cruzaron el desierto egipcio en
camellos hasta alcanzar el monasterio de Santa
Catalina, donde, según les habían informado,
había escritos en siriaco antiguo –un dialecto
del arameo, la lengua que hablaba Jesús– escondidos en un armario oscuro. Las hermanas estaban deseosas de investigar.
Estudiaron varios volúmenes, incluido un
códice sucio que nadie había abierto en décadas,
quizá en siglos. Descubrieron que era una biografía de santas fechada en 778 d. C. Entonces,
la observadora Lewis notó un tenue rastro de
escritura bajo la capa
superior del texto y
comprendió que era
un palimpsesto, un
manuscrito borrado
parcialmente y reutilizado. Al estudiar el
texto debajo, se asombró al ver que se trataba de una traducción
de los cuatro Evangelio s. Datado hacia
principios del siglo V
d. C., el Codex Sinaiticus Siriacus [Palimpsesto Sinaítico], como
LENNY WOLFE, ANTICUARIO
se conoce en la actualidad, es una de las
copias de los Evangelios más antiguas jamás descubiertas.
En vez de tomar “prestado” el códice siriaco
–que aún permanece en Santa Catalina–, las
hermanas fotografiaron cada página. También
aplicaron una solución química en un intento
exitoso de mejorar el rastro de escritura borroso
del palimpsesto. Ese trabajo se anticipó en más de
un siglo al uso de imágenes multiespectrales.
Aunque los extraordinarios manuscritos que
Tischendorf y las hermanas escocesas presentaron al mundo estaban hechos con un costoso
pergamino llamado vitela, la inmensa mayoría
de los textos procedentes de los primeros siglos del
cristianismo se escribió en papiro.
El 1896, Bernard Grenfell y Arthur Hunt, arqueólogos novatos de la Universidad de Oxford,
“Los evangélicos
han tenido una
influencia enorme en el mercado. Disparan los
precios de cualquier cosa asociada con la
época de Cristo”.
CAZADORES DE BIBLIAS
41
ste
mento de r
llo na
las copias
uas e G
contiene as pri
neas
icas
escri en a cre
n e mun o.
Encontrado umrá
Lenguaje: e reo
a. C
1 Fra mento del Génesis
1
temprano
II
. .
n
Capítulo
n
ENT
Pi atos
u os
tu o 1
Arca de Noé
Torre de
Babel
Abraham
ofrece
a Isaac.
xodos 40
e
rescat
d
e
ara ar te
Moisés y los Diez
Mandamientos
a es
lir
it
e P at
mo
Tabernáculo
o ni
vi
v ».
o par esto e naci o y
r
n r
de otras fuente
Las escrituras hebreas, de la Creación al fin de los reinos israelitas
N mero e ca
Juicio e
Jesús con
r
i os e a es, mora es y ceremonia es tra iciona mente a scritos a Mois s
i 50 ca ítulos)
C
IEJO TEST
I
I
. .
S o e
ra ment
Suceso en
r
Creación
icales se
e los l
ales
l periodo aproxim
s existentes
n, por lo m
, una
de los capítu
uchos son
s,
o el
a derecha. Los
sin marcar provie
posteriores.
sv
n
luminado
.
ev.
l»
los
e
Re .
res
Q edad tienen las primeras copias supervivientes de los relatos sobre el arca de Noé, David G iat, e naci en
de Jesús? Si bien las biblias completas más antiguas fueron creadas en el siglo IV d.C., se conservan muchos escritos
rovenientes de épocas anteriores. Esta tabla se fundamenta en cerca de 400 de los textos más antiguos, incluidos los
,
a. . asta principios e sig o I .
Z .: BIBLIOTEC
N
YLA DS U IVERSIDAD DE
ANCHESTER (REV
:
dad?».
e a ver a
n o:
UAN 1 :37-3
Traducción directa
a. C.
a. C.
BIBLIOTECA JOHN RYLANDS,
UNIVERSIDAD DE
MANCHESTER
Es pos
p ible que judíos
grecop
ec arlantes crearan
e papiro manuscrito
el
original, el cual fue
desechado y luego
g
reutilizado como envoltorio de momias.
Encontrado: Fayún*
Lenguaje: Griego
1 Reyes (22)
El rey Josías
encuentra el
Libro de la Ley.
Templo
de Salomón
en Jerusalén
2 Crónicas (cont.)
(cont.)
2 Sam.
3
Caída de
Jerusalén
Segundo
templo
Nabucodonosor
de Babilonia
Reconstrucción
del muro
Negiah (13)
2 Reyes (25)
Esdras (10)
Sansón
(4)
Rut
Ester (10)
El rey David
baila cuando
el Arca de la
Alianza llega a
Jerusalén
Senaquerib
de Asiria
2 Crónicas (36)
Job
atormentado
consulta con
su esposa
y amigos
Job (42)
A I DURÍA
RÍ Canciones, poemas, proverbios y pastoral
1 Crónicas (29)
David, segundo
rey de Israel
Saúl, primer rey de Israel
David y
Goliat
2 Samuel (24)
1 Samuel (31)
ASIA
o
Dishna
Sinaí
10
100
COLECCIÓN SCHØYEN,
O
OSLO
Y LONDRES
Este códice de 24
páginas podría ser
el manuscrito griego
más antiguo de
Josué.
II
o III d. C.
Encontrado: Oxirrinco*
Lenguaje: Griego
Josué
3 Manuscritos Schøyen,
0 km 1100
00
0 mi
Hallazgo del manuscrito
E G I P T O
Nag Hammadi
Oxirrinco
Fayún
El Cairo
Qumrán
FRANJA DE GAZA
Jerusalén
CISJORDANIA
ISRAEL
LÍBANO
ZONA
AMPLIADA
Mar Med.
ÁFRICA
EUROPA
jo
Ro
II
Caída de
Jericó
Jueces (21)
2
Jos.
il
papiro Rylands
Josué (cont.) (24)
HISTOR
HIS
T RIA
IA Levantamiento y caída de los reinos israelitas
Últimas
palabras
de
Moisés
Moisés envía
espías a Canán;
y regresan con
fruta.
Aarón como
gran sacerdote
Moisés muere en
el monte Nebo.
N
2 Fragmentos del
Encontrado: Fayún*
Lenguaje: Griego
II
Frag. del rollo Rylands
del Deuteronomio
SHAI HALEVI, BIBLIOTECA
DIGITAL THE LEON LEVY DEAD
SEA SCROLLS, AUTORIDAD DE
ANTIGÜEDADES DE ISRAEL
Deuteronomio (34)
Números (36)
Levítico (cont.) (27)
r
Ma
BIBLIOTECA CHESTER B
BEATTY,
EATT
EATTY
DUBLÍN, IRLANDA
Dos hojas supervivientes contienen textos
nta, una
de la Septuagin
traducción griega de
las escrituras judías.
II
o III d. C.
Encontrado: Fayún*
Lenguaje: Griego
fragmento de Jeremías
6 Papiros Chester Beatty
BIBLIOTECA SACKLER,
UNIVERSIDAD DE OXFORD
Este fragmento en
griego contiene los
cuatro caracteres hebreos arcaicos del
nombre de Dios. Los
caracteres
(de
der. a izq.: YHWH)
evolucionaron al
nombre de Yahveh.
Encontrado: Oxirrinco
Lenguaje: Griego
I d. C.
4 Frag. del rollo de Job
El rey David
escribió
muchos de
los salmos.
Salmos (150)
(8)
Cantares
Jeremías
presencia el
templo arder.
Jeremías (cont.)
(cont.)
Ec.
La visión de
isaías del trono
de Dios
(5)
Visión de
Ezequiel
Ezequiel (48)
El ejército de Senaquerib
muere a las afueras de
Jerusalén
Salomón
el Sabio
Senaquerib es
asesinado por
sus hijos
(12)
6
7
(12)
Daniel
El pueblo de Judá
va al exilio
Jeremías (52)
Proverbios 4:23
... guarda tu corazón,
porque de él brotan las
fuentes de la vida.
Salmos 118:24
Salmos 23:1
Probervios (31)
¡Este es el día que Yahveh
ha hecho, exultemos y
gocémonos en él!
Yahveh es mi
pastor, nada
me falta.
5
TAS Mensajes de Dios para el pueblo israelita; profecías
Isaías (66)
Salmos 145:1
Yo te ensalzo, oh Rey Dios mío,
y bendigo tu nombre para
siempre jamás
Salmos (cont.)
4
(cont.)
Job
Lamentaciones
Eclesiastés
De altura y estrechez
inusuales, y con una
extensión de 236
páginas, este códice
incluye libros bíblicos
y apócrifos.
II
o III d. C.
Encontrado: Fayún*
Lenguaje: Griego
Ezequiel, Daniel, Susana
y Ester
7 Papiros Chester Beatty,
SH HALEV
SHAI
H L II, BIBLIOT
B I BLIOT E
EC
ECA
CA
D IG
DIG
GITAL
L THE
TH E L
LEO
E N LEVY DEAD
S A S CROLL
SEA
L S, AU
U TORID
T
AD DE
A NT
AN
NTIG EDADES DE
D E ISRAEL
Uno de los rollos mejor conservados, este
manuscrito es uno de
los 37 de salmos hallados en las cuevas
de Qumrán.
Encontrado: Qumrán
Language: Hebreo
I d. C.
5 Gran rollo de los salmos
FUENTES: CRAIG A. EVANS, UNIVERSIDAD BAUTISTA DE HOUSTON; LARRY HURTADO,
PROFESOR EMÉRITO, UNIVERSIDAD DE EDIMBURGO; BRENT
NONGBRI; LAWRENCE H. SCHIFFMAN, UNIVERSIDAD DE NUEVA
YORK; THE DEAD SEA SCROLLS
BIBLE, MARTIN ABEGG, JR., PETER FLINT Y EUGENE ULRICH
LAS CITAS BÍBLICAS EN ESPAÑOL FUERON TOMADAS DE LA
BIBLIA DE JERUSALÉN
U RACIONES: FERNANDO G.
ILUST
BAPTISTA, MATTHEW W.
CHWASTYK, EVE CONANT Y
TAYLOR MAGGIACOMO (NGM);
A
AMAND
A HOBBS; LAWSON PARKER; MATTHEW TWOMBLY
* SE DESCONOCE EL ORIGEN
PRECI
R
SO
Sermón de
la montaña
La
ascensión
de Jesús
(3)
(4)
El Espíritu
Santo viene en
Pentecostés
(6)
Hechos (cont.) (28)
(4)
(3)
(1)
(7)
Miqueas
(3)
Habacuc
(3)
(3)
Sofonías
(2)
La visión del
candelabro
Zacarías (14)
(4)
929
capítulos
39
libros
Jesús camina en
el agua
Hebreos (13)
Apóstol
Pablo
2 Corintios (13)
(5)
Santiago
(3)
(5)
Romanos, 6:23
9
(5)
(1)
(1) (1)
8
Crucifixión de
Jesus.
Juan (21)
(6)
(6)
Resurrección
(4)
Hechos
(4)
La
segunda
venida de
Jesús
Revelaciones (22)
capítulos
260
libros
27
R ELA
REV
AC
CIO
O NES
N S Viene el reino de Dios
Pues el salario del pecado es la muerte;
pero el don gratuito de Dios, la vida
eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
1 Corintios (16)
EPÍSTO
TO
O LAS
AS Cartas de instrucción para las primeras iglesias
Alimentar a
una multitud
Marcos (16)
Lucas (24)
Enseñanzas, muerte y resurrección de Jesús; el trabajo y las enseñanzas de sus apóstoles
Romanos (16)
HEC
C HOS
HO Trabajo temprano de los apóstoles
Jesús
y María
(5)
Abdías
(1)
Jonás
NGE
G LIOS
S Los testigos presenciales de los hechos de Jesús
Mateo (28)
1 Tes. (cont.)
FUNDACIÓN MARTIN BOD
D MER
(3)
Amós (9)
Amós el
pastor
NUEVO TESTAMENTO
2 Tesalonicenses
Conservado en sus
pliegos originales,
este códice se cuenta entre los manuscritos intactos más
antiguos del Nuevo
Testamento.
1 Timoteo
II o III d. C.
Enc.: cerca de Dishna
Lenguaje: Griego
Oseas (14)
Oseas y su
esposa
Gómer se
reconcilian.
1 Pedro
(cont.)
2 Timoteo
Nahún
2 Pedro
Gálatas
Dan.
Tito
Malaquías
Efesios
evangelio de Juan
1 Juan
Filipenses
Joel
Filemón
Hageo
2 Juan
3 Juan
Judas
Colosenses
8 Papiros Bodmer,
1 Tesalonicenses
BIBLIOTECA
CA CHESTER BEATTY
Muy bien conservado,
este manuscrito contiene una colección de las
epístolas del apóstol
Pablo, con exce
c pción
de Tito y Timoteo 1 y 2.
II
o III d. C.
Encontrado: Fayún*
Lenguaje: Griego
epístolas de Pablo
9 Papiros Chester Beatty,
BIBLIOTE
ECA
A CHES
CH TER BEATTY
REVELACIONES DIGITALES
Poderosas herramientas para imágenes han vuelto inteligibles miles de manuscritos
ilegibles, pues permiten que los investigadores vean el interior de rollos demasiado
frágiles para extenderlos y recuperen textos demasiado tenues para su lectura.
1
2
LEER LAS CENIZAS
LA GRAN REVELACIÓN
El científico informático
Brent Seales desarrolló un
software para extender virtualmente un rollo carbonizado descubierto en el sitio
de Ein Guedi, Israel.
El arqueólogo digital Todd Hanneken combinó dos tecnologías de
imágenes que detectan rastros
de color y textura, lo que mejora
drásticamente los textos borrosos.
Imagen
Espectral
Un tomógrafo computarizado
(TC) crea cortes finos que revelan la estructura interna del rollo. Los puntos brillantes son las
zonas más densas, por ejemplo,
tintas que contienen metales.
Páneles de
color
Difusor
Tecnología de
imágenes por
modificación de la
reflectancia (RTI)
Cámara
fija
A partir de los datos del TC, el
software produce un modelo
tridimensional de una capa del
rollo y asigna valores de densidad a cada punto.
Luces blancas
Arco basculante
Color Natural
Una de las cinco vueltas (azul)
3
El software ordena los valores
de densidad para producir una
representación más nítida del
texto.
4
El modelo tridimensional y los
datos del texto se asignan a
un plano para crear una imagen bidimensional plana.
5
El proceso se repite en las cinco capas y revela 35 líneas del
Libro de Levítico. Datado en
los siglos III o IV d. C., es el
texto hebreo más antiguo,
excepto por los Rollos del
Mar Muerto.
1
Espectral
2
RTI
3
Espectral + RTI
Según su composición, la
tinta refleja unas longitudes
de onda de luz mejor que
otras. La tecnología de imágenes espectrales utiliza 16
luces de colores para enfatizar los contrastes.
La tecnología de imágenes
por modificación de la reflectancia (RTI) ilumina un
manuscrito desde varios ángulos para revelar reflejos,
sombras y texturas, aunque
se haya perdido la tinta.
5 piezas
FOTOGRAFÍAS
F
TOG
Y FUENTE
E
S: SE
S TH PARKER
RK
(IMÁGENES)) ; BRE NT SE ALES
ALES; CORT
CORTESÍA
A DE DIGITAL RESTORATI
RAT ON INITIATIVE, UNIVE
NIVE
DE KE NTUCKY (COLUMNA IZQ., CUATRO). TODD R . H
D
HANNE
ANNEKEN,
N, UNIVERSIDAD SA
A INT MARY’S
S ( INFERIOR DER., CUATRO)
La RTI espectral fusiona las
imágenes y combina la textura y el color en una misma
vista amplificada.
D
Desde humildes fragmentos de papiro hasta tomos
profusamente ilustrados, los textos bíblicos
reflejan las épocas en que fueron creados.
Copiado en Egipto y
datado en el siglo II d. C.,
este fragmento de papiro es uno de los
textos del Nuevo Testamento más antiguos
que se conocen. A cada
lado aparecen unas
cuantas líneas en griego del capítulo 18 del
Evangelio de Juan.
BIBLIOTECA JOHN RYLANDS,
UNIVERSIDAD DE MANCHESTER
La Biblia se ha traducido
en su totalidad a más de
670 idiomas; el Nuevo
Testamento puede leerse en más de 1 500
idiomas.
PRIMERA FILA
1) Datado en 1530, este
Pentateuco –los cinco
primeros libros de la Biblia– contiene la traducción al inglés de William
Tyndale; 2) libro de horas y salterio (libro de
salmos) del siglo XIV; 3)
Biblia anotada impresa en
Estrasburgo, Francia,
en 1481; 4) escrito en arameo en el siglo VI, el Codex Climaci Rescriptus
fue sobrescrito en siriaco
a fines del siglo IX o principios del siglo X.
SEGUNDA FILA
5) Salterio copto del siglo IX; 6) Nuevo Testamento en latín, ca. 1300;
7) manuscrito iluminado
de Morris-Cockerell en
latín, ca. 1225; 8) rollo de
la Torá.
TERCERA FILA
9) “Biblia india” de Eliot
traducida al wampanoag, en 1663, primera
Biblia completa impresa
en Estados Unidos; 10)
Biblia de san Juan, manuscrita e iluminada,
2011; 11) Biblia de Sevilla,
en hebreo, 1468; 12) rollo
de la Torá, asquenazí, finales del siglo XIII.
48
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
C UA RTA F I L A
13) Detalle del texto de
una Biblia de Gutenberg
impresa en 1455; 14)
Nuevo Testamento de
bolsillo, en latín, ca.
1300; 15) Antiguo Testamento traducido al alemán, 1560; 16) Nuevo
Testamento, en griego,
finales del siglo X o principios del siglo XI.
Q U I N TA F I L A
17) Nuevo Testamento
en griego, 1519, editor
Desiderius Erasmus, segunda edición; 18) fragmentos del Evangelio de
Juan, siglo IX; 19) Biblia
políglota de Plantin,
impresa en hebreo, griego, arameo y latín, Amberes, Bélgica, alrededor
de 1570; 20) salterio
etíope, siglos XVIII o XIX.
Colección Van Kampen, exhibida en Holy Land Experience,
Orlando, Florida: 1, 7, 8, 9, 11,
13, 15, 16; Museo de la Biblia,
Washington, D. C .: 2, 4, 12;
Museo Hill y Biblioteca de
Manuscritos, Universidad
Saint John’s, Collegeville,
Minnesota: 3, 5, 6, 14, 17, 18, 19,
20;Universidad Saint John’s,
Collegeville, Minnesota: 10
CAZADORES DE BIBLIAS
49
En 1611, la publicación
de la Biblia del rey
Jacobo estableció el
estándar para las escrituras en inglés durante unos 300 años.
Este tomo del Museo
de la Biblia, en Washington, D. C., es una
de las dos primeras
ediciones existentes
del Nuevo Testamento de la Biblia del rey
Jacobo.
50
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
CAZADORES DE BIBLIAS
51
En 1971, 100 diminutas
biblias llegaron a la
Luna con el astronauta
Edgar Mitchell en la misión Apolo 14. Las “Biblias lunares” fueron
creadas por la Liga
de Oración Apolo,
empleados de NASA que
oraban por la seguridad
de los astronautas. Más
tarde, algunas fueron
montadas en oro y vendidas a coleccionistas.
MUSEO DE LA BIBLIA, WASHINGTON, D. C.
hicieron un hallazgo sorprendente mientras
buscaban artefactos en Oxirrinco, ciudad egipcia
sepultada durante siglos: un antiguo basurero
egipcio repleto con capas y más capas de papiros. A lo largo de la década siguiente, Grenfell y
Hunt registraron el foso lleno de papiros de unos
10 metros de profundidad y enviaron a Oxford
medio millón de documentos.
Casi todos los papiros son registros banales de
la vida cotidiana. Pero alrededor de 10 % de la
colección es literatura e incluye obras de autores
clásicos como Homero, Sófocles y Eurípides. Algunos de los hallazgos más destacados –por ejemplo, los evangelios perdidos que no formaron
parte del Nuevo Testamento– han esclarecido los
años formativos de la religión cristiana. Y aún
transcurrido más de un siglo del descubrimiento, quedan miles de fragmentos por estudiar
con detenimiento.
L
superan en
intriga y misterio a cualquier otro descubrimiento bíblico. Según una versión del
incidente, los cabreros beduinos vendieron los siete pergaminos a dos anticuarios de
Belén. Un erudito jerosolimitano adquirió tres
de los rollos durante una reunión clandestina, a
través de un cercado de púas, y el anticuario Khalil Iskander Shahin, también conocido como
Kando, vendió los cuatro rollos restantes a un
arzobispo sirio de Jerusalén, quien, presuntamente, pagó el equivalente a 250 dólares. En 1949,
dicho arzobispo contrabandeó los rollos a Estados Unidos con la esperanza de venderlos a un
museo o alguna universidad. Al no encontrar
compradores, el 1 de junio de 1954 publicó un
anuncio clasificado en The Wall Street Journal y,
con la ayuda de un intermediario estadounidense,
un arqueólogo israelí hizo arreglos para comprar
los rollos para el gobierno de Israel por la suma
de 250 000 dólares. Hoy día, los siete rollos ocupan una sección propia en el museo nacional de
Israel, en Jerusalén.
Al correrse la voz sobre el descubrimiento de
los rollos, el equipo de Roland de Vaux, arqueólogo y sacerdote dominico, viajó a Qumrán en
1949. Para 1956, De Vaux y los beduinos de la localidad encontraron otras 10 “cuevas de rollos”
que contenían rimeros de manuscritos, muchos de
ellos desintegrados en miles de fragmentos. Aislados y en secreto, los estudiosos trabajaron por
décadas para recomponer y traducir los pergaminos destruidos.
O S RO L LO S D E L M A R MU E RTO
Por fin, para mediados de la primera década
del presente siglo, los traductores terminaron de
publicar el grueso de sus hallazgos. Los rollos
incluían textos legales, tratados apocalípticos y
rituales, relatos de la vida en la secta de Qumrán
y restos de 230 manuscritos bíblicos. Los académicos se entusiasmaron al saber que, entre ellos,
había una copia casi completa del Libro de
Isaías, de la Biblia hebrea. Su contenido era casi
idéntico al de otra versión de Isaías la cual la
precedía en casi 1 000 años. El Gran Rollo de
Isaías habría de convertirse en la prueba más
contundente de los estudiosos que defienden la
Biblia contra el alegato de que los escribas corrompieron su texto, ya que, a lo largo de siglos
de copiarlo a mano, habían introducido un sinfín de errores y cambios intencionales.
L
de la cacería bíblica no es solo
cuestión de tesoros enterrados, también
comprende muchos fiascos. Mientras los
arqueólogos iniciaban excavaciones en las
cuevas de Qumrán, otros beduinos emprendieron
búsquedas propias y vendieron sus hallazgos a
Kando, cuya adquisición más importante fue un
pergamino de unos ocho metros de largo –el más
extenso de los Rollos del Mar Muerto–, conocido
como Rollo del Templo. En 1967, durante la Guerra
de los Seis Días entre árabes e israelíes, agentes de
inteligencia israelí fueron a casa de Kando para
incautar el Rollo del Templo, declarando que era
propiedad del gobierno. Debido al contratiempo,
el anticuario empezó a enviar en secreto sus fragmentos restantes a parientes en Líbano y, más
tarde, a la bóveda de un banco suizo.
En 2009, Steve Green comenzó a comprar biblias raras y otros artefactos a un ritmo nunca
visto y terminó adquiriendo alrededor de 40000
objetos. De manera inevitable, sus compras multimillonarias lo condujeron hasta el domicilio de
Kando (William, hijo de Kando, se hizo cargo del
negocio familiar a la muerte de su padre, en 1993).
“Steve Green vino a verme varias veces –informa
William Kando, envuelto en una nube de humo
de tabaco, la mañana de nuestro encuentro en su
negocio de Jerusalén–. Es un hombre honesto,
un buen cristiano. Me ofreció 40 millones de
dólares por mi fragmento del Génesis. Me negué.
Algunos dicen que su valor es incalculable”. Por
medio de un portavoz, Green afirma que fue Kando quien fijó el precio en 40 millones de dólares
y que decidió no adquirirlo. En vez de ello compró
fragmentos de rollos más asequibles.
A H I S TO R I A
CAZADORES DE BIBLIAS
53
“Aquí puedes verlo”, anuncia, señalando una
anotación de mayo de 2010, cuando vendió a
Green siete fragmentos de Rollos del Mar Muerto.
Cuando voy de visita al Museo de la Biblia un
día antes de su inauguración se exhiben cinco
fragmentos de los rollos. Veo un aviso que acompaña la muestra en el que se reconoce que los
fragmentos podrían ser apócrifos. Desde entonces han sido sometidos a más pruebas que han
revelado que quizá estos fragmentos sean falsificaciones modernas.
Kando, indignado, niega que su familia haya
vendido fragmentos espurios y sugiere que
cualquier falsificación debe haber provenido
de comerciantes menos respetables. Green, por
su parte, reflexiona sobre sus adquisiciones:
54
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
“Uno esperaría que en el mundo de la Biblia las
cosas fueran diferentes –comenta–. Pero resulta que, como en cualquier otro negocio, hay
personas inescrupulosas que solo buscan ganarse un dinerito. Lo único que puedes hacer
es aprender de tus errores y ya no hacer negocios con ellos”.
Uno de los grandes errores de Green –importar miles de tablillas de arcilla y otros artefactos
que, según los expertos, probablemente habían
saqueado en Irak– resultó en la confiscación de
los objetos y en una multa de tres millones de dólares impuesta por el Departamento de Justicia
de Estados Unidos. “El hecho es que casi todas
las antigüedades son robadas y la mayoría de
los compradores no pregunta por su procedencia
–comenta Eitan Klein, subdirector de la división
para prevención del saqueo en la Autoridad de
Antigüedades de Israel, durante una entrevista
en su pequeña oficina de Jerusalén–. En mi opinión, si tratas con antigüedades, vas ensuciarte
las manos en algún momento”.
D
del Mar Muerto auténticos se consideran “el tesoro
cultural más importante de la identidad
judía en la Tierra”, según explica el curador Adolfo Roitman, esos documentos sagrados
son preservados con un cuidado exquisito. En
cambio, hay otra infinidad de manuscritos bíblicos que yacen enmoheciéndose en bodegas académicas o son consumidos por el fuego, las
inundaciones, los insectos, los saqueadores o la
guerra en países sacudidos por la agitación política. Conservar y documentar los rollos, antes de
perder sus secretos para siempre, es “literalmente,
una carrera contra el tiempo”, dice Daniel B. Wallace, director del Centro de Estudio de los Manuscritos del Nuevo Testamento, en Plano, Texas.
Wallace, junto con otros estudiosos textuales
y trotamundos –en particular, el padre Columba
Stewart, un monje benedictino–, ha recorrido
miles de kilómetros por todo el planeta en una
misión desesperada: documentar digitalmente
los manuscritos bíblicos antiguos y ponerlos en
internet a disposición de los académicos de
todo el mundo. Es una labor abrumadora. En el
caso específico del Nuevo Testamento –cuyos
autores escribieron en griego– han encontrado
más de 5 500 manuscritos y fragmentos, más que
cualquier otro texto de la antigüedad. Según
cálculos de Wallace, esos documentos suman un
total de 2.6 millones de páginas y, como sucede
con los papiros de Oxirrinco, la mayor parte no
ha recibido la atención de los estudiosos.
“No se ha publicado casi 80 % de los manuscritos conocidos y que serían de utilidad para
los estudios del Nuevo Testamento –comenta el
padre Olivier-Thomas Venard, de la Escuela
Bíblica y Arqueológica francesa, un centro de
investigaciones dominico con sede en Jerusalén–. “Es una riqueza tan apabullante que, francamente, vuelve insuperables los desafíos del
análisis literario –agrega el padre Anthony
Giambrone, colega de Venard–. No hay suficientes especialistas para trabajar en ellos”.
En un esfuerzo para reducir esos desafíos, el
Instituto para la Investigación Textual del Nuevo
Testamento, en Münster, Alemania, ha clasificado
E B I D O A Q U E LO S RO L LO S
“Si tratas con
antigüedades,
vas ensuciarte
las manos en
algún momento”.
EITAN KLEIN, AUTORIDAD DE
ANTIGÜEDADES DE ISRAEL
Tras la crisis financiera
mundial de 2008, los
artefactos bíblicos
inundaron el mercado y
Steve Green –fundador
y presidente del Museo
de la Biblia en Washington, D. C.– salió de
compras. Muy pronto
descubrió el lado oscuro del comercio de antigüedades y tuvo que
pagar tres millones de
dólares en un acuerdo
legal por la importación de objetos que,
en opinión de los expertos, fueron saqueados de Irak.
CAZADORES DE BIBLIAS
55
56
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Promovida como
un “museo bíblico
viviente”, Holy
Land Experience
en Orlando, Florida, cuenta con
actores de época
y una réplica de
las cuevas de los
Rollos del Mar
Muerto.
CAZADORES DE BIBLIAS
57
los documentos bíblicos con base en pasajes clave, pero semejante sistema equivale a un triaje que pasa por alto muchos textos. Wallace
predice que, muy pronto, la tecnología hará factible una solución más completa, ya que el software para reconocimiento óptico de caracteres
(OCR) permitirá digitalizar cada tomo del Nuevo
Testamento en griego. “En este momento, un
académico necesitaría 400 años para leer y cotejar todos los documentos conocidos –asegura
Wallace–. Con el OCR podríamos hacer el trabajo en 10 años”.
L
sería razonable
hacer cuestionamientos incómodos:
¿cuál es la importancia de todo esto?
¿Por qué tanta alharaca por unas biblias
viejas y pedazos de papiro egipcio aún más viejos? Para gente como Wallace, profesor de un
seminario evangélico, y Green, quien ha invertido buena parte de la fortuna familiar en un
museo de clase mundial dedicado a la Biblia,
todo se resumen en otra interrogante: ¿los fundamentos de su fe son hechos o ficciones?
“Cuando observan un texto antiguo, los visitantes del museo ven la prueba de que sus creencias
no son simples cuentos de hadas”, explica Green.
Pero, ¿cuán buenas son esas pruebas? Supongamos que de verdad existe el Dios de la Biblia
y que, de alguna manera, habló con los autores
de los documentos bíblicos antiguos. ¿Lo que
tenemos hoy es lo que escribieron entonces? A
fin de cuentas, nunca se han encontrado sus escritos originales, lo que los académicos llaman
“autógrafos”. Sus palabras perduran porque fueron copiadas a mano incontables veces, hasta la
invención de la imprenta en el siglo XV.
En Jesús no dijo eso: los errores y falsificaciones
de la Biblia, el autor, Bart Ehrman, argumenta
que los “hechos” de Jesús descritos en las biblias
modernas se fundamentan en siglos de copias,
todas las cuales afirman cosas diferentes, de
suerte que es posible que desconozcamos lo que
realmente decían los textos originales.
En persona, el cristiano evangélico devenido
en ateo es un hombre mesurado, aunque sutilmente mordaz. Mientras tomamos café cerca de
la Universidad de Carolina del Norte en Chapel
Hill, donde es profesor de estudios religiosos,
Ehrman recita numerosos pasajes de las escrituras que le son académicamente sospechosos.
Si bien muchas aseveraciones de Ehrman son
debatibles (literalmente, él y Wallace se han
58
L E G A D O S A E S T E P U N TO,
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
enfrentado en tres debates públicos), algunos
estudiosos concuerdan en que, con el paso del
tiempo, los escribas cristianos corrompieron
ciertos pasajes de manera deliberada. La cuestión es cuánto los corrompieron.
“En términos generales, apoyo lo que dice
Ehrman al respecto –dice Peter Head, erudito de
Oxford que estudia los manuscritos griegos del
Nuevo Testamento–. Sin embargo, los manuscritos muestran una fluidez controlada. Aunque
hay variaciones, es posible determinar cuándo
y por qué aparecieron. Ahora bien, no disponemos de suficientes datos del periodo anterior.
Ese es el problema”.
El “periodo anterior” al que se refiere Head
comienza con el nacimiento del cristianismo en
el siglo I d. C. y termina a principios del siglo IV.
A pesar de que se han encontrado más de 5 500
manuscritos griegos del Nuevo Testamento, casi
95 % o de esas copias proviene de los siglos IX a
XVI. Hay alrededor de 125 que se remontan a los
siglos II o III, pero ninguno data del siglo I.
Estas cifras no perturban a Wallace. “A Bart le
gusta señalar que no tenemos autógrafos, solo
copias –comenta Wallace–. Pero el hecho es que
tampoco tenemos autógrafos de la literatura
grecorromana, excepto por un fragmento de un
autor clásico”.
Wallace reconoce que los miles de manuscritos del Nuevo Testamento contienen infinidad
de diferencias debido a errores de los escribas,
pero arguye que eso se debe a que los eruditos
disponen de tal cantidad de textos para estudiar
y comparar que han podido identificar dichos
errores y, en buena medida, recuperar la redacción original.
Con todo, la ausencia de escritos cristianos del
siglo I podría ser un punto a favor de Ehrman;
un punto que Wallace está deseoso de quitarle.
Tal vez demasiado deseoso.
E
Wallace soltó una
bomba durante un debate con Ehrman.
Poco antes se había descubierto un fragmento manuscrito del Evangelio de Marcos, el cual fue datado de manera fidedigna hacia
finales del siglo I: más de un siglo antes que el
texto conocido más antiguo del Libro de Marcos.
Sería el único documento del Nuevo Testamento
escrito en el primer siglo, y también el texto cristiano más antiguo que haya sobrevivido. El teólogo texano agregó que un estudio del vetusto
manuscrito podría publicarse para 2013.
N FEBRERO DE 2012 ,
“La revelación de Wallace causó sensación en
el mundo de la cacería bíblica ¿Quién descubrió el
manuscrito? ¿En dónde lo conservaban? ¿Había
llegado al mercado? ¿Cuántos millones costaría?
Sin embargo, cinco años después, el documento
todavía no había visto la luz del día.
Empecé a investigar en diciembre de 2017. Un
mes después visité la Biblioteca Sackler en el
campus de la Universidad de Oxford, que alberga la mayor colección mundial de papiros antiguos. Una italiana con bata de laboratorio me
condujo por una zona segura. Daniela Colomo
es investigadora asociada en Oxford y curadora
de la legendaria colección de papiros de Oxirrinco,
la que Grenfell y Hunt excavaron a principios
del siglo XX.
Colomo extrae un envoltorio de papel sin ácido doblado como un sobre. En el centro yace un
fragmento parduzco de papiro, no mucho más
grande que mi pulgar. Con los ojos entrecerrados, encorvado a unos 30 centímetros sobre él,
puedo vislumbrar una serie de trazos en el antiguo artefacto.
“Esto es Marcos –anuncia Colomo–. La fecha
probable es fines del siglo II, principios del III.
Nunca pretendimos adoptar una postura oficial,
pero empezaron a circular un montón de blogs
y rumores. Y, a causa de toda esa publicidad anónima tenemos que publicarlo cuanto antes”.
Colomo y su colega, Dirk Obbink, papirólogo
estadounidense y profesor de Oxford, publicaron
sus hallazgos en mayo pasado. Catalogado como
P.Oxy. LXXXIII 5345, el fragmento es uno de los
miles que desenterraron Grenfell y Hunt, y que
todavía no se han examinado con detenimiento.
La Sociedad Egipcia de Exploración, patrocinadora de la excavación en Oxirrinco y propietaria de
los derechos sobre la colección, emitió una declaración en los siguientes términos: “Este es el
mismo texto que el profesor Obbink les mostró
a unos visitantes de Oxford en 2011/12 y que algunos de ellos divulgaron en conversaciones y
medios sociales como posiblemente fechado a
fines del siglo I d. C., con base en una datación
provisional hecha hace muchos años, cuando se
catalogó el texto”.
La expectación y la posterior decepción en
torno del muy publicitado fragmento de Marcos
han opacado la importancia de su descubrimiento, ya que solo se conocen otros dos fragmentos
de Marcos previos al año 300 d. C.
“Los estudiosos del Nuevo Testamento, sobre
todo en Estados Unidos, tienden a buscar los
documentos más antiguos con la esperanza de
encontrar un autógrafo de individuos que conocieron a Jesús –explica Colomo–. Suelen datar
los papiros en épocas muy tempranas, basándose en semejanzas aleatorias. No es una labor
académica”.
Por su parte, Wallace se disculpó con Ehrman
por anunciar un hallazgo no verificado. “Asumo
toda la responsabilidad –dice–. No lo veté debidamente. Fui muy ingenuo”.
Ehrman responde que también sería ingenuidad esperar que un fragmento pequeñito zanje
el prolongado debate sobre la Biblia. “¿Cambiará
las opiniones sobre cualquier cosa? –cuestiona–.
Desde mi perspectiva, ciertamente no. Muchas
veces he señalado que, si encontraras tres o cuatro manuscritos tempranos en distintos lugares
y todos dijeran lo mismo, entonces tendrías un
argumento. Pero insisto en que eso es muy
improbable”.
¿Por qué tanta
alharaca por unas
biblias viejas y
pedazos de papiro
egipcio? Todo se
resumen en otra
interrogante: ¿la
fe se fundamenta
en hechos o
ficciones?
E
de
Price y Gutfeld
estaba concluyendo el trabajo en la Cueva 53
cuando un grito interrumpió la actividad
de una mañana de
principios de enero.
Beverlee, la esposa de
Price, sale de una cámara natural, no del
todo una cueva, que
el equipo había descubierto hacía poco.
Lleva en la mano un objeto de arcilla de unos
cinco centímetros de largo.
Price lo estudia. “Sí –murmura–. Es un borde”.
Traducción: un borde que pudo ser parte de un
jarrón para rollos. Es muy probable que los beduinos robaran hace tiempo cualquier cosa a
la que haya pertenecido el fragmento. Pero la
Biblia que Price lee –y en la que cree– le ha enseñado, ante todo, a tener fe. Y donde hay jarrones para rollos…
“¡Salgan todos! –grita al interior de la Cueva
53–. ¡Tenemos que excavar más!”. j
L EQUIPO
El autor Robert Draper escribió sobre el auge de
la vigilancia en la edición de febrero de 2018. El
fotógrafo Paolo Verzone ha recibido el premio
World Press Photo en tres ocasiones.
CAZADORES DE BIBLIAS
59
CRISIS
ACEITERA
60
MALASIA
Racimos de frutos de la
palma de aceite se cosechan a mano y se transportan en camiones hacia un
molino para procesarlos
en Malasia continental.
Las palmas de aceite producen más aceite por hectárea que otros cultivos.
Sin embargo, la excesiva
demanda del aceite vegetal más popular del mundo ha causado una
deforestación extensiva
y la pérdida de vida silvestre en Indonesia y Malasia,
sus mayores productores.
PASCAL MAITRE
LA VORACIDAD QUE EL MUNDO TIENE POR EL ACEITE DE PALMA ASIÁTICO
DAÑA EL MEDIO AMBIENTE Y LA VIDA SILVESTRE. SIN EMBARGO, EN ÁFRICA,
GABÓN ESPERA MOSTRAR CÓMO DESARROLLA UNA INDUSTRIA Y AL MISMO
TIEMPO PRESERVA SUS SELVAS.
POR
H I L L A RY
RO S N E R
F OTO G R A F Í A S D E
DAV I D G U T T E N F E L D E R
Y PA S C A L M A I T R E
61
62
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
REPÚBLICA
DEMOCRÁTICA
DEL CONGO
Los trabajadores de un
molino en la República
Democrática del Congo
retiran los frutos de
una vaporera que los
suavizó para su prensado. La palma de aceite,
Elaeis guineensis, es
nativa de África central
y occidental; actualmente, las plantaciones comerciales se
extienden en la región.
Si este boom se desarrollara al máximo,
invadiría hábitats
cruciales para grandes
simios, elefantes de
la selva y otras especies amenazadas.
PASCAL MAITRE
CRISIS ACEITERA
63
INDONESIA
En 2015, esta selva que
crecía en la turbera de
la isla de Borneo se
quemó para despejarla
y llenarla con palmas
de aceite. En Indonesia,
la contaminación del
aire de los incendios de
ese año –algunos naturales, otros no– contribuyó al menos a 12 000
muertes prematuras.
Casi la mitad de las
emisiones de gases de
efecto invernadero
proviene de la tala y la
quema de selvas, incluyendo las que están
en turberas ricas en
carbono.
KEMAL JUFRI
64
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
CRISIS ACEITERA
65
EN
el suroeste de
Gabón, la selva
primaria se
extiende por
cientos de kilómetros hasta
perderse en el
horizonte. Desembarco en la ribera del río Ngounié, con algunos empleados de Olam, agroempresa con sede
en Singapur. Vamos tras las huellas de los elefantes para internarnos en la selva. Pasamos entre
árboles ancestrales altísimos, nidos de chimpancés y pilas de excremento de gorila del día anterior.
Los monos se agitan sobre nosotros, un guardabosque de Olam se quita las botas y trepa descalzo
por el tronco de un árbol para regresar con un
puñado de frutos color rosa parecidos a uvas.
Al adentrarnos más, encontramos mangos silvestres, nueces de cola. Los árboles a su alrededor
tienen rasguños hechos por colmillos de elefantes.
Estar parado ahí, bajo el sol oblicuo, e imaginar
que todo esto se destruyera basta para encoger
el corazón.
66
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
BENÍN
El aceite de palma es un
cultivo básico en África
occidental y sus orígenes son más artesanales
que industriales. En Benín, la mayor parte del
aceite de palma todavía se produce por
mujeres para uso doméstico. El fruto se hierve y se aporrea para
extraer el aceite de la
pulpa. Aquí, una mujer
separa las fibras del
fruto y las cáscaras
de la mezcla aceitosa,
que se volverá a hervir
para clarificar el aceite.
PASCAL MAITRE
El lugar no es un parque o una reserva, sino
parte de la plantación de aceite de palma de la
región de Mouila, operada por Olam. Si estuviera
en Indonesia o Malasia –los mayores proveedores
de aceite de palma del mundo–, los taladores y los
buldóceres ya estarían cerca para limpiar la selva
y crear hileras uniformes de palmas aceiteras.
Las palmas aceiteras, con racimos gigantes de
frutos rojos que crecen bajo frondas desordenadas, son un cultivo básico ancestral. Durante
milenios, los humanos han hervido y aporreado
su fruto para extraer aceite para cocinar, han quemado las cáscaras de las semillas para calentarse
y tejido las hojas para hacer desde techos hasta
canastas. Sin embargo, en las últimas décadas, el
uso del aceite de palma se ha disparado, en parte
debido a la versatilidad y la textura cremosa del
aceite (similar al relleno de una galleta Oreo), y
en parte por la productividad de las palmas, que
requieren apenas la mitad de tierra que otros cultivos, como el germinado de soya, para producir
una cantidad determinada de aceite.
Hoy el aceite de palma es el aceite vegetal más
popular del mundo: representa un tercio del consumo mundial. Es un aceite de cocina común en
India y otros países. Como ingrediente, es fácil
encontrarlo en todos lados. Se halla en todo tipo de
artículos de supermercado: galletas, pasta para
pizza, pan, lápiz labial, crema corporal, jabón. Aun
en el biodiésel, un combustible en teoría ecológico.
CRISIS ACEITERA
67
Estearina
doble
Sopa seca y
mezclas para
pasteles
FR
AC
CI
IE
IÓ
IÓ
N
AC
AC
DE
ST
IL
Oleína IE de palma
Pastelería, relleno
de galletas
IC
Ácidos grasos
Fórmula
infantil
N TO
IF
Estearina IE
de palma
Masa para pizza
y otras grasas
en escamas
N
O
ER
MIE
NT
ST
NA
M
F R AC C I O N
NA
ERE
CIO
O
INT
AC
Aceite de
palma rojo
FR
A M I E N TO
Fracción media
de aceite de palma
Rellenos para
pastelería, aceite
para freír
F R AC C I O N A
M I E N TO
INTE
RES
TER
DE
IFIC
ST
AC
IL
IÓN
AC
IÓ
N
Súper oleína
Aceites
industriales
para freír
Fracción media
de estearina
Margarina
GLICER
Emulsificantes
Margarina, productos
untables bajos en
grasa, galletas,
pasteles, helado, pan
ÓLI
Harina de
palma RBD
Grasas para
panadería,
margarinas,
jabón, sustituto
de ghee
Oleína de palma RBD*
Bocadillos,
aceites para
cocinar
SIS
INTERESTERI
RE
FI
AC
IÓ
NA
N
DO
Aceite de semilla
de palma RBD
Pastelería, helado,
jabón, crema
para galletas,
margarina
El abundante aceite del fruto de la
palma de aceite se puede encontrar bajo el nombre de diferentes
ingredientes en todo, desde galletas hasta jabón y lápiz de labios.
Además de ser una opción natural
a las grasas trans, tiene muchas
otras ventajas: su producción es
barata y estable, tarda mucho en
alcanzar el punto de humeo y tiene una caducidad larga.
JASON TREAT Y RYAN T. WILLIAMS (NGM)
ILUSTRACIÓN: GABY D’ALESSANDRO
FUENTE: CONSEJO DEL ACEITE DE PALMA DE MALASIA
Residuo
de la fruta
Biocombustible
Aceite
crudo de
palma
M
El fruto de la palma
La palma de aceite africana
(Elaeis guineensis) es nativa de
África, pero se ha introducido
en todo el mundo. La palma es
una máquina de producir aceite, con unos 20 racimos de frutos que se encuentran en lo
alto del tronco, cada uno con
hasta 3 000 frutos.
* RBD se refiere a aceite refinado,
blanqueado y desodorizado.
N
FI
O
D
SA
EN
Aceite de
semilla
de palma
crudo
PR
EL ÁRBOL DE
LA ABUNDANCIA
RE
Aceite de
palma RBD
Grasas para
pastelería,
aceites para
freír para
servicios de
alimentos
Tocotrienoles
Suplementos
nutricionales
A
D
O
Palma IE
Mezclas secas
FIC
Semilla
de palma
I E N D A
O L
Racimo de
fruta fresca
Tocotrienoles
Suplementos
nutricionales
Ácidos grasos
destilados
de palma
Alimento para
animales,
detergentes
DE
FRA
DE
IL
ST
AC
IÓ
NA
CCIO
STIL
DESTILA
Ácidos grasos
destilados de semilla
de palma
Alimento para
animales, detergentes
Oleína de semilla
de palma RBD
Sustitutos no
lácteos de crema,
margarina
N
Estearina de semilla
de palma RBD
Grasas para
pastelería, crema
para galleta,
helado, coberturas
de chocolate
O
MIENT
AC I Ó N
CIÓ
Oleoquímicos
Detergentes,
cosméticos,
biocombustible
Glicerol
Emulsificantes,
humectantes,
explosivos
N
Pulpa
(mesocarpio)
Química
Ácidos grasos
Alcoholes,
aminas,
amidas
Harina de semilla
de palma
Alimento para
animales
GLICERÓLISIS
Ruptura de los enlaces químicos con
glicerol para evitar que el aceite se separe del agua.
INTERE STERIFICACIÓ N (IE)
Los ácidos grasos se reacomodan para
cambiar el punto de fusión.
DE STILACIÓN
El aceite se calienta y se enfría para extraer los ácidos grasos.
Semilla
FRACCIONAMIENTO
El aceite se separa en líquidos (oleicos)
y sólidos (esteáricos).
REFINAMIENTO
Se remueven las impurezas del aceite.
El proceso de
la palma
P R E N SA D O
Se le quita la cáscara a la semilla y esta
se machaca y se prensa.
Mecánica
Tanto la pulpa como la
semilla (ya aplastada) del
fruto de la palma producen aceite. Después de
refinarlos, los diversos
aceites se transforman
en productos variados.
MO L I D O
El fruto de la palma se cuece con vapor
y se prensa para separar el aceite de la
semilla y las fibras.
En todo el mundo, la demanda de aceite de
palma sigue en aumento. India usa la mayor
parte, 17 % del total global, seguida de Indonesia,
la Unión Europea y China. Estados Unidos actualmente ocupa el octavo lugar. Se espera que
en 2018 el consumo global alcance los 65.5 millones de toneladas o, a grandes rasgos, nueve
kilogramos de aceite de palma por persona.
Satisfacer esa demanda ha tenido un costo alto.
Desde 1973 se han talado, quemado y despejado
con buldóceres 41 000 kilómetros cuadrados de
selva en Borneo, la isla que comparten Malasia
e Indonesia, para dejar lugar a las palmas de aceite. Esto representa un quinto de la deforestación
total en Borneo desde 1973, y 47 % desde 2000.
Toda esa deforestación ha sido devastadora
para la vida silvestre. Alrededor de 150 000 orangutanes de Borneo, en peligro crítico de extinción, murieron entre 1999 y 2015 y, aunque los
principales culpables fueron la tala y la cacería, el
aceite de palma fue un factor importante. También exacerba el cambio climático –casi la mitad
de las emisiones de gases de efecto invernadero de Indonesia proviene de la deforestación y
otros cambios en el uso del suelo–, así como la
contaminación aguda del aire.
Las personas en el camino de las plantaciones
han sufrido de otras maneras. Violaciones de derechos humanos, como trabajo infantil y desalojos forzados, están bien documentadas. En la isla
indonesia de Sumatra, las empresas de aceite de
palma en ocasiones han arrasado con aldeas indígenas enteras, lo que deja a sus residentes sin
hogar y dependientes de las dádivas del gobierno.
Este tipo de violencia ecológica miope es precisamente lo que Gabón quiere evitar. El paraíso
que visité no será destruido: Olam lo protege
como parte de un acuerdo con el gobierno, el
cual permite que la compañía cultive palmas de
aceite en otras zonas de su concesión.
“Lo que tratamos de hacer en Gabón es encontrar una vía de desarrollo nueva con la que no
desaparezcamos nuestras selvas, sino que mantengamos el equilibrio entre el aceite de palma,
la agricultura y la conservación de la selva”, dice
Lee White, biólogo de la conservación que administra la agencia de parques de Gabón. Al tiempo
que este país que cuenta con menos de dos millones de habitantes se embarca en la agricultura
a escala industrial, el gobierno utiliza evaluaciones científicas para decidir qué partes de sus amplias selvas tienen un valor de conservación alto
y cuáles pueden abrirse a las palmas de aceite.
CRISIS ACEITERA
69
70
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
INDONESIA
La frontera del aceite
de palma de Indonesia
está en la isla de Nueva
Guinea; las selvas y las
turberas de Borneo
y Sumatra ya han sido
demasiado talados y
quemados para abrirles
paso a las plantaciones
de palmas de aceite.
Según Greenpeace, algunas de estas plantaciones nuevas violan
una moratoria indonesia sobre la quema en
turberas.
ULET IFANSASTI, GREENPEACE
CRISIS ACEITERA
71
En África y en el sureste de Asia, el cultivo
llegó para quedarse. Los países productores dependen del ingreso. Boicotear el aceite de palma
sería imprudente: cultivos de aceite alternativos
consumirían más tierra. También sería inútil,
porque el aceite de palma es ubicuo y acaba con
mucha frecuencia procesado en ingredientes
como el lauril éter sulfato de sodio y el ácido
esteárico, sin que los consumidores tengan idea
de que el aceite de palma estuvo involucrado.
No es muy probable que podamos cortar el consumo de aceite de palma de manera radical. La
única forma de seguir adelante es que su producción sea menos perjudicial.
Indonesia y Malasia son el
epicentro del aceite de palma, pero la palma de
aceite, Elaeis guineensis, no es originaria de Asia:
viene de África occidental y central, donde arqueólogos han encontrado frutos de la palma
aceitera de 3 000 años de antigüedad, enterrados
en lechos de riachuelos en las profundidades de
la selva. A lo largo del siglo XIX, los comerciantes
británicos importaban el aceite de palma africano, que se usaba para un número cada vez mayor
de productos, desde jabón hasta margarina y
velas. Una vez que los científicos descubrieron
cómo aislar la glicerina del aceite, sus aplicaciones se multiplicaron: fármacos, película fotográfica, perfume e incluso dinamita.
Para principios el siglo XX, las palmas de aceite ya se habían embarcado hacia Indonesia y las
plantaciones comerciales se habían arraigado. A
finales de los años treinta cubrían apenas 100 000
hectáreas. Durante el siguiente medio siglo, descubrimientos agrícolas –injertos de árboles resistentes a patógenos comunes o la introducción del
gorgojo africano para la polinización– propiciaron cosechas más abundantes y una inversión
floreciente en las palmas de aceite.
Aun así, apenas en los setenta, tres cuartas partes
de Borneo estaban cubiertas de selvas exuberantes,
pero, conforme la demanda global de aceite de palma aumentó, las empresas que competían por
satisfacerla quemaron y arrasaron algunas de esas
selvas. Las preocupaciones relacionadas con las
grasas trans desencadenaron el boom –el aceite de
palma reemplazó las grasas trans de muchos productos–, al igual que la demanda de biodiésel. Para
principios del siglo XXI, el boom estaba en pleno
auge y en miles de kilómetros cuadrados de selvas
en las tierras bajas y de turberas en todo Borneo se
plantaron palmas de aceite.
E N L A AC T U A L I DA D ,
72
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
INDONESIA
Trabajadores de la Fundación para la Supervivencia del Orangután
en Borneo liberan un
ejemplar en una isla protegida. Criado en el
santuario de Nyaru
Menteng tras perder su
hogar en la selva, es rehabilitado para que pueda regresar a la selva…,
si se puede encontrar
un segmento suficientemente grande. La
deforestación y la caza
mataron a casi 150 000
orangutanes de Borneo
entre 1999 y 2015.
ULET IFANSASTI
Para entonces, la presión de los grupos de conservación sobre la deforestación iba en aumento y
WWF formó equipo con algunos de los mayores
productores y compradores de aceite de palma con
el fin de empezar a crear estándares para producir
aceite de palma de manera más responsable. Las
plantaciones certificadas por la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO) no pueden
talar “selvas primarias o zonas que contengan concentraciones significativas de biodiversidad (esto
es, especies en peligro), o ecosistemas frágiles”.
Deben minimizar la erosión y proteger las fuentes
de agua. Deben pagar un salario mínimo y obtener
“consentimiento previo, gratuito e informado” de
las comunidades locales.
Hoy la RSPO certifica alrededor de una quinta
parte del suministro global. Muchos productores
de bienes de consumo que dependen del aceite
de palma –Unilever, Nestlé, Procter & Gamble–
han prometido que en los próximos años cambiarán su cadena de suministros exclusivamente a
aceite de palma certificado. Es un gran avance,
pero no es suficiente.
Lo que es esencial y todavía hace falta es la intervención del gobierno en los países productores.
“Quienes estamos en la comunidad de la conservación éramos demasiado optimistas al pensar que
las soluciones basadas en el mercado podrían remediar esto por sí mismas –reconoce John Buchanan, quien coordina el programa de mercados
CRISIS ACEITERA
73
agrícolas y alimentos sostenibles de Conservación
Internacional–. Si el gobierno no está a bordo o no
tiene la capacidad, o no sabe lo que hace”, explica,
la selva sigue recibiendo el golpe.
cerca del extremo noreste de Borneo, grupos pequeños de elefantes pastan
cerca de un río turbio. A medida que el sol se pone
tras los árboles, los grupos convergen en una
ribera lodosa. En poco tiempo, más de 50 elefantes nadan en una fila ordenada por la corriente
rápida del río Kinabatangan, para subir y bajar
sus cabezas y echar agua con sus trompas.
El Kinabatangan está entre los lugares donde es
más fácil ver vida silvestre en Sabah, el estado malasio que ocupa el norte de Borneo. Desde los barcos en el río, los turistas pueden ver especies raras
e icónicas –elefantes pigmeos de Borneo, monos
narigudos, cálaos rinoceronte e incluso orangutanes– sin necesidad de ensuciarse las botas.
Es emocionante ver estos animales al aire libre, pero la razón de que sean tan visibles es que
no tienen adónde ir. En los kilómetros que se
extienden de manera infinita alrededor del río,
la selva fue eliminada y sustituida con palmas de
aceite. Se puede conducir por horas, pasar un
desfile de camiones cisterna cargados de aceite de
palma y casi no ver otro tipo de árbol.
En Sabah, en los años setenta del siglo pasado,
el gobierno se volcó sobre la agricultura para
atender las décadas de dependencia excesiva de
la madera. Destinó grandes franjas de llanos
fértiles en las selvas de las tierras bajas, incluyendo la región del Kinabatangan, para diversos
cultivos. “La suposición era que la mejor tierra
debía destinarse a la agricultura”, dice John Payne, biólogo de la conservación que ha vivido en
Sabah desde 1979.
Durante los ochenta, la tierra agrícola de Sabah estaba dedicada en su mayoría al cacao, pero
cuando los precios mundiales se desplomaron
y ocurrió la plaga del barrenador de la vaina del
cacao, el cultivo ya no fue tan rentable y la mayoría de las plantaciones cambió a la palma de
aceite. La tierra era barata, así que las empresas
de la parte continental de Malasia empezaron a
comprarla ávidamente; construyeron molinos y
otro tipo de infraestructura. Eso facilitó que los
agricultores llevaran sus frutos al mercado y la
tala a gran escala empezó en serio. Hoy día, una
quinta parte del estado está cubierta de palmas
de aceite. Sabah produce más de 7 % del aceite de
palma del mundo.
U N A TA R D E C A L U R O S A ,
74
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
El costo ecológico ha sido extraordinario. Muchos de los fragmentos de selvas que quedan
están desconectados entre sí, islas de selva que
parece intacta, pero que en su mayor carece de
vida animal. “Lo que solía albergar la mayor densidad de orangutanes ahora son palmas de aceite”, indica Payne.
Ante toda esta pérdida puede ser difícil encontrar esperanza, pero en Sabah un grupo de
científicos, activistas, integrantes de la RSPO y
autoridades del gobierno tratan de corregir los
errores. Actualmente, Payne coordina la Alianza
Aceite de Palma-ONG (PONGO), una coalición
entre la industria y ONG que aspira a que 5 % de
las mayores plantaciones de Borneo vuelvan a ser
selvas para orangutanes (Pongo es el género de
ese simio). Hutan, la organización conservacionista que me llevó por el Kinabatangan, durante
la última década ha plantado más de 100 000
árboles de 38 especies, con lo que intenta preservar un corredor de vida silvestre paralelo al río.
Hasta hace poco, al frente del departamento
estatal de silvicultura estaba Sam Mannan, conservador en jefe de las selvas. Bajo su liderazgo,
Sabah expandió sus tierras protegidas en la última década de 12 a 26 % del estado, más de 19 000
kilómetros cuadrados. La meta de Mannan era
llegar a 30 % en 2025, con la unión de parques,
reservas de vida silvestre y otros bloques de selva
de propiedad estatal, mediante corredores de
selvas replantadas para que los animales transiten por ellos.
Hombre sociable con cierta tendencia a la malicia, Mannan creía en la colaboración con los
productores de aceite de palma. “Sin el aceite de
palma, la conservación en Sabah se vería en problemas”, me indicó Mannan en su oficina de la
ciudad costera de Sandakan, que alguna vez fue
la capital maderera de la isla. Solo el petróleo contribuye con más ingresos para el gobierno de Sabah que la palma de aceite. “El dinero regresa a
la conservación”.
Podría alegarse, señalé, que si no hubiera palmas de aceite, no se necesitaría tanto dinero para
conservación.
“Podrías argumentarlo de esa manera –respondió Mannan–, pero serías pobre”.
El auge del aceite de palma ha ayudado a traer
beneficios económicos claros a Sabah: calles
pavimentadas, mejores escuelas, televisión satelital. En Kota Kinabalu, la capital del estado, los
relucientes centros comerciales nuevos incluyen
marcas de lujo occidentales y asiáticas.
dice Darrel Webber, CEO
Darrel Webber, director ejecutivo de la RSPO y
nativo de Sabah, la cultura de la industria del
aceite de palma debe cambiar. Con el respaldo de
Mannan, Webber y la activista malasia Cynthia
Ong, se emprendió un esfuerzo ambicioso para
lograrlo en Sabah. Su objetivo es enseñarles a todos, desde los pequeños propietarios de unas
cuantas hectáreas hasta los directores ejecutivos
de altos vuelos, cómo y por qué hacer mejor el
aceite de palma y, a partir de ahí, certificar como
sostenible todo el suministro del país.
“Conforme aumenta la demanda y Sabah quiere satisfacerla, tenemos que poner reglas claras”,
expone Ong.
El estado espera certificarse por completo en
2025; cómo exactamente es aún una interrogante.
“Construimos el avión mientras vuela”, comenta
Ong. Wild Asia, una organización no lucrativa de
Malasia, coordina a cientos de pequeños propietarios de Kinabatangan y otras regiones en grupos
que pueden certificarse juntos y vender el fruto
de la palma a un molino certificado. Nestlé, un
gran consumidor de aceite de palma que no tiene
plantaciones propias, ayuda a financiar el proyecto. Los agricultores reciben un mejor precio y
miembros de la RSPO, como el mismo Nestlé,
tienen manera de rastrear su aceite. “Queremos
conectar esto a la cadena de suministro”, dice
Kertijah Abdul Kadir, de Nestlé.
Desde 2011, Kertijah también ha supervisado
el sembrado de unas 700 000 palmas a lo largo
del río Kinabatangan, que cubren 2500 hectáreas.
En otra parte de Sabah, Wilmar, el mayor proveedor de aceite de palma del mundo, también
miembro de la RSPO, está reforestando las selvas
para proteger las cuencas y crear corredores de
vida silvestre. La reforestación es cara, lenta y
requiere mucho trabajo; el equivalente a varias
generaciones no producirá nada que se parezca
a una selva primaria, pero es un principio.
Los críticos de la RSPO se quejan de que trabajar con las empresas que han causado las pérdidas hace que el esfuerzo resulte sospechoso.
Señalan que uno de los principales requisitos
para la certificación –que no haya deforestación
nueva– pone los estándares muy bajos.
Webber, de la RSPO, y que alguna vez trabajó
para WWF, responde al comparar la industria del
aceite de palma con san Pablo en el camino hacia
Damasco: “¿Perdonarías a un gran pecador si esa
persona pudiera ser tu mejor misionario? –pregunta Webber– ¿Si dejamos a todos los pecadores
A F I N A L D E C U E N TA S ,
R PIC DE
CAPRICORNIO
Gran demanda
Las palmas de aceite crecen
mejor en los trópicos húmedos, donde el sol y la lluvia
son abundantes. La mayor parte del aceite de palma viene
del sureste de Asia, pero su
producción se extiende rápidamente en África, el lugar
natal de las palmas.
60
40
In
ndonesia
Producción de aceite
de palma por país
85 % del aceite
de palma se
poduce en
Indonesia y
Malasia.
20
en millones de toneladas
Malasia
Resto
esto del mundo
1970
1980
1990
Más de 83 000 km²,
un área del tamaño
aproximado de
BO RN
2000
2010
2017
Bo
orneo hoy
La
as plantaciones industriales de aceite
lma han causa% de la defoión en la isla
desd 2000. Actualmente se pierden
ce
erca de 355 000
he
ectáreas cada año.
Planta
indus
de pal
aceite.
El futuro de Gabón
Una porción pequeña
de la tierra de Gabón
está sembrada con
Almazar
palmas de aceite,
y planta
aci
pero,
como el país
Awalla
busca diversificar su
economía más allá del
y
petróleo, Gabón explantaciónn
100
0 mi
plora cómo abordar
Mouila
0 km 100
este cultivo lucrativo
de manera
Idoneidad de la palma de aceite
sostenible.
Alta
Baja
No idónea
MATTHEW W. CHWASTYK Y RYAN T. WILLIAMS (NGM). FUENTES: USDA; DAVID GAVEAU Y
OTROS, BORNEO ATLAS, CENTRO PARA LA INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL SOBRE
SILVICULTURA; INSTITUTO INTERNACIONAL PARA EL ANÁLISIS DE SISTEMAS APLICADOS
76
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
MALASIA
Un trabajador cosecha
el fruto de las palmas
de aceite en una plantación en Sarawak, uno
de los dos estados malasios en la isla de Borneo. Estos árboles
maduros tienen cerca
de 25 años, lo que significa que pronto los
cortarán para reemplazarlos. Las palmas de
aceite producen menos
frutos a medida que
envejecen y, entre más
altos, más difícil es
cosecharlos.
PASCAL MAITRE
CRISIS ACEITERA
77
78
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
MALASIA
Una excavadora recoge
los racimos de frutos
de la palma para colocarlos en una cinta
transportadora que los
llevará hasta una vaporera. La producción del
aceite de palma está
mucho más mecanizada en Asia que en África. Este molino malasio,
en el estado de Perak,
puede procesar 40 toneladas de frutos en
una hora, lo que producirá dos toneladas de
aceite de palma crudo.
El molino funciona las
24 horas.
PASCAL MAITRE
CRISIS ACEITERA
79
fuera, qué cambio tendríamos? Tenemos que
encontrar la manera de traer a todos a bordo”.
Durante la última década, explica Webber, un
número creciente de empresas de aceite de palma
ha aceptado la necesidad del cambio. “Tenemos
unos cuantos que lo aceptan, pero también unos
cuantos que lo niegan. Nuestro trabajo es presionar para que esta larga línea de productores acepte. Se va a llevar un buen tiempo”.
de África con más
selvas, el aceite de palma vuelve a casa y se vislumbra un auge en el horizonte. Situado en el
ecuador y sobre la costa oeste del continente,
Gabón es apenas del tamaño de Colorado y con
E N GA B Ó N , U N O D E LO S PA Í S E S
80
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
un tercio de su población. Más de 76 % del país
está cubierto de selvas y 11 % de su tierra está
protegida en parques nacionales. Es el país de
las maravillas de la vida silvestre.
“Es justo el tipo de selva grande e intacta que
querrías proteger de cualquier tipo de desarrollo
–dice Glenn Hurowitz, director ejecutivo de Mighty Earth, organización ambiental con sede en
Washington, D. C., que ha criticado las operaciones
de aceite de palma de Olam en Gabón–. Ya hay
mucha tierra degradada [a lo largo de los trópicos].
¿Por qué querrían enviar sus plantaciones de
palmas a países que aún tienen tantas selvas?”.
Una respuesta es que Gabón las quiere. La antigua colonia francesa tiene el cuarto PIB per
GABÓN
Olam, gigante de la
agroindustria con sede
en Singapur, ha abierto
dos plantaciones de palmas nuevas, cada una
con su propio molino, en
este país del África centro-occidental. Tres cuartas partes del país están
cubiertas de selvas y la
agricultura industrial
prácticamente no existe.
El gobierno quiere desarrollar ese sector con cultivos como el de la palma
de aceite, pero sin causar
el daño ambiental hecho
en el sureste de Asia.
DAVID GUTTENFELDER
cápita más alto del África subsahariana, pero
gran parte de los ingresos proviene del petróleo.
Necesitan diversificarse. Hurowitz alega que, en
lugar de eso, deberían desarrollar el ecoturismo.
Un país relativamente seguro, con parques y vida
silvestre espectaculares, tiene pocas pistas de
aterrizaje, caminos apenas pasables y escaso
alojamiento. Hay una gran oportunidad para el
turismo, misma que persigue la agencia de parques de Gabón, la Agence Nationale des Parcs
Natiounaux (ANPN).
El turismo es solo parte de lo que el país necesita. Gabón importa mucha de su comida: el trigo
y la leche vienen de Francia; la carne vacuna se
trae de India y Brasil. El gobierno del presidente
Ali Bongo Ondimba, que ganó una elección controvertida en 2016 para un segundo periodo de
siete años, quiere añadir la agricultura comercial
–incluyendo el aceite de palma– a la economía
de Gabón. Eso requiere la tala de árboles.
Al reconocer las demandas en conflicto de su
tierra, el gobierno se ha embarcado en un proyecto que pocos otros países han intentado: un
plan nacional de uso del suelo.
Lee White, director de la ANPN y uno de los
asesores más cercanos al presidente –británico
de nacimiento, ha vivido en Gabón desde 1989 y
tiene la doble nacionalidad–, supervisó el proceso de cartografiar la tierra y la vida silvestre del
país para determinar qué zonas deberían desarrollarse para la agricultura. El gobierno otorgó
dos concesiones nuevas de palma de aceite para
Olam y después les vendió una plantación ya
existente. Olam opera en la actualidad 1 300 kilómetros cuadrados o 0.5% de la superficie terrestre
de Gabón. Alrededor de 557 kilómetros cuadrados
están plantados con palmas de aceite.
Una mañana soleada de enero, Christopher
Stewart, el gerente en jefe de sostenibilidad de
Olam, conduce una SUV Mitsubishi por una carretera llena de baches al sureste de Libreville, la
capital. Los camiones que pasan zumbando llevan troncos gigantescos de okume, la principal
madera de exportación de Gabón, hacia China y
Europa. Más allá de la extensión de Libreville,
algunas aldeas pequeñas salpican el campo. Casi
cada uno de los grupos de casas tiene un puesto
carretero que típicamente consiste en un tambo
oxidado volteado y un estante de madera. Los
tambos están llenos de plátanos, tazones de coloridos frutos de la selva y botellas de plástico
llenas de vino de palma casero. Colgados en los
estantes, a lo largo de la carretera, hay cadáveres
CRISIS ACEITERA
81
82
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
GABÓN
Más de la mitad de la
plantación de Mouila,
de Olam, donde estos
trabajadores siembran
árboles jóvenes, ocupa
la sabana, un sitio elegido para evitar más
deforestación. Gabón
ha desarrollado un plan
nacional de uso del
suelo que intenta
“mantener el equilibrio
entre la palma de aceite, la agricultura y la
conservación de las selvas”, dice el director de
la agencia de parques
Lee White.
DAVID GUTTENFELDER
CRISIS ACEITERA
83
de animales peludos o espinosos: puercoespines,
cefalofos azules, algún tipo de mono, una civeta,
un cocodrilo, las patas de una gacela.
La mayoría de esa carne de animales silvestres
es ilegal, lo que es hasta cierto punto comprensible en un país sin mucha producción local de
carne. La carne silvestre ilegal se ofrece en muchos restaurantes de Libreville. La cacería furtiva
es un problema importante para Olam; los habitantes locales y los trabajadores usan las plantaciones como puntos de acceso a la selva, donde
se ha sabido que cazan especies en riesgo. Por eso,
guardabosques de Olam patrullan las selvas protegidas. En las puertas de las plantaciones, los
guardias revisan los autos que salen.
84
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
A dos horas y media de Libreville tomamos un
camino de terracería hacia la plantación de Awala.
Esta zona es selva secundaria, uno de los lugares
en los que se inició la tala en Gabón. El gobierno
le dio a Olam cerca de 20 000 hectáreas ahí, de las
cuales la empresa ha utilizado un tercio para plantar palmas de aceite. Otro tercio se conserva como
un bloque de selva y el resto en parcelas pequeñas,
algunas en las laderas de los montes.
Dentro de la plantación es fácil desorientarse
entre las filas tras filas de palmas, interrumpidas
por caminos de terracería indistinguibles. Al final
de cada fila, los trabajadores apilan racimos y frutas sueltas de las palmas. Al atardecer, los trabajadores echarán la fruta en camiones de volteo que
la llevarán a un molino dentro de la plantación, el
cual procesa 45 toneladas de aceite por hora.
Más al sur, en la plantación de Mouila, de Olam,
un molino más grande produce el doble de aceite. Más de la mitad del área plantada en Mouila
era sabana. Investigaciones en el lugar han revelado la presencia de un antílope raro, el redunca
meridional. Fotografiado por una cámara trampa
en 2017, el animal le sirve a White para justificar
un nuevo parque nacional en la sabana.
En la cima de una pequeña colina dentro de
la plantación, subimos al techo de la camioneta
de Stewart. Por 180 grados, las hileras de palmas
se extienden casi hasta el horizonte. Bajo el sol
ardiente, la visión monocromática marea. El
mapa que Stewart sostiene es más abrumador:
esta sección de la plantación cubre casi 16 000
hectáreas; lo que vemos es apenas 7 % del total.
Como ecólogo, Stewart odia la idea de cortar
árboles, pero, explica, “sé que todo esto en realidad es parte del interés de Gabón para que a largo
plazo estos proyectos estén en el lugar correcto y
con una buena administración, y que demuestren
lo que una agricultura bien planeada y bien manejada puede lograr”. White concuerda. Olam no
está perjudicando zonas protegidas, dice, sino que
“está ayudando a crear más parques nacionales”.
después de tres
horas de terracería, está el Parque Nacional Lopé,
uno de los 13 parque nacionales que White ayudó
a crear. Él vivió aquí durante 15 años y viene a
menudo para hacer investigación. Una tarde,
sentados en la sala al aire libre de la estación de
investigación, White bebe un whiskey mientras
los relámpagos crean franjas púrpuras en el cielo
estrellado. En la selva que nos rodea, familias de
gorilas y mandriles se disponen a dormir. Los
leopardos y los caracales despiertan para cazar.
Una vez que empiezas a talar selvas para la agricultura, se vuelve más fácil talar más y más. ¿Esto
le preocupa a White? Sonríe. “No soy de los que
se preocupan –expone antes de poner el riesgo en
perspectiva–: si dentro de 50 años no podemos
alimentar a los humanos que haya en el planeta,
entonces los lugares tropicales, húmedos y altamente productivos, en los que se puede cultivar
grandes cantidades de alimentos, estarán bajo
amenaza”. j
A SIETE HORAS DE LIBREVILLE,
GABÓN
En un vivero de palmas
de aceite, jardineros de
Olam atienden plantas
semilleras. La economía
de Gabón se basa principalmente en el petróleo y el país importa
gran parte de su comida. El gobierno ve
la agricultura industrial como una parte
importante del
futuro del país.
DAVID GUTTENFELDER
Hillary Rosner escribió sobre la epidemia de escarabajos del pino en la edición estadounidense de
National Geographic en abril de 2015. David Guttenfelder y Pascal Maitre han trabajado en Asia y África.
CRISIS ACEITERA
85
LOS
PUMAS
DE
PATAGONIA
PROTEGER ESTOS FELINOS DE CHILE HA
T E N I D O G R AV E S C O N S E C U E N C I A S PA R A L O S
GANADEROS. ¿EL TURISMO ES LA SOLUCIÓN?
P O R ELIZABETH ROYTE
FOTOGRAFÍAS DE INGO ARNDT
87
88
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
FOTO PREVIA
Matorrales de hierba
negra y fragmentos de
roca no molestan a la
puma conocida como
Sarmiento, al centro, ni
a sus cachorros de 11
meses, acurrucados al
final de un día de invierno junto al lago Sarmiento, cerca del
Parque Nacional Torres
del Paine, en Chile. La
matriarca, que ya ha
criado varias generaciones de cachorros,
dedica buena parte de
su día a cazar –y dormir– cerca de esta
ribera.
IZQUIERDA
Ajena a los vientos feroces que sacuden el
lago, Sarmiento parece
disfrutar –e incluso iniciar– el forcejeo con
sus cachorros sobre
formaciones de roca
caliza blanca, conocidas como estromatolitos. La roca retiene el
calor del sol; las numerosas cuevas en la ribera y los anillos en forma
de donas brindan un
refugio perfecto para
los felinos, aunque los
pumas chilenos no tienen más depredadores
que los humanos.
Las fotografías de este
artículo contaron con el apoyo
de la marca deportiva Puma.
LO S P U M A S D E PATAG O N I A
89
Oculta entre matorrales, en una
pendiente azotada por el viento a las
afueras del Parque Nacional Torres
del Paine, en Chile, vi tres cachorros
leonados correr y tropezar a las orillas
de un lago de tonalidad aguamarina;
ponían a prueba su fuerza, sus dientes
y su posición social.
De vez en cuando, su madre, conocida como
Sarmiento, se detenía para evaluar la situación:
sus ojos verdes, que parecían delineados de negro,
se veían serenos. Cuando el cuarteto llegó a una
península cubierta de estromatolitos, me dio la
impresión de que se activó en ellos un cronómetro interno: la madre y los cachorros se acurrucaron en el interior de una de las rocas para lo que
los felinos saben hacer mejor: dormir la siesta.
La distribución del Puma concolorr se extiende
desde el sur de Alaska hasta el sur de Chile y es el
mamífero terrestre con la distribución más grande en el hemisferio occidental. Los científicos
sospechan que en Torres del Paine se concentran
90
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
más pumas que en cualquier otro lugar. Esto se
debe, en gran parte, a que dentro del parque los
pumas tienen muchas presas (guanacos, liebres),
están protegidos y no hay la competencia de otros
depredadores mamíferos, como los lobos.
Cualquiera que se decida a ver este depredador
alfa en su entorno, debe visitar Torres del Paine:
más de 200 000 hectáreas de cimas de granito,
pastizales, bosques subárticos y lagos azotados
por el viento. El paisaje es abierto y muchos de
los pumas se han habituado a los humanos, pues
el turismo ha aumentado.
Ansiosos por encontrar algo de acción, mi guía,
Jorge Cárdenas, y yo seguimos el rastro de los
A
C
g
anttes puede
ridos guiad
r pumas
p
en
ura
al.
d e hi elo
Pa tagóni co
S ur
. N.
EX
TOS
OS EN
SIÓN
La pob
pumas en el Parque
Nacion
del Paine, en Chile,
nta, pero los felinos protegidos
an de las fronteras del parque
-
BERNARD O
re
D
aderos que
rojó que la
s en suss tier
tie
O'HI G G I NS
e 2018)
E
10
Ni ú avistamiento
Ningún
Nin
i t i t
Carreraa
Territorio
de
el pum
(Puma con
y
p
c
l
cance de la presa natu
ural
guanaco
nacos,
d l uma s g
l
ue los pu
pumas se
p r lo
q dan n el esste
e.
rmiento
1 925 m
6 315
5’
G
o lf
o
RESERVA NA CIONAL
Sen
ZON
NA
MPLIA
ADA
ALACALUFES
ón
ni
o U
depredadores por varios días, atentos a las agudas
llamadas de alerta de los guanacos, señal reveladora de que los pumas están cazando. No vemos
presas de pumas, pero más tarde, en una reunión
organizada por el grupo de conservación Panthera, caigo en cuenta del caos que puede causar en
la región el incremento en la población de los pumas. La reunión se celebra en un hotel en la aldea
de Cerro Castillo y asisten funcionarios estatales,
biólogos, guías turísticos y ganaderos.
Arturo Kroeger Vidal –ganadero de ovejas de
segunda generación que opera una estancia
grande al sureste de Torres del Paine– se ha tomado el día (algo inusual) para exponer sus
0 mi
0 km
k
1
preocupaciones. “A principios de mes vendí 400
ovejas –relata sereno–. Cinco días tras la venta,
solo tenía 370 para el comprador. Un puma se
llevó 30 en una sola noche”. Los ganaderos asienten comprensivos.
Durante más de un siglo, hombres como Kroeger –a caballo, armados y auxiliados por sus
sabuesos– controlaron la población de pumas
de la región. Sin embargo, cuando el gobierno
chileno creó Torres del Paine en los años setenta, se prohibió la caza de pumas y guanacos. El
número de ejemplares de estas dos especies ascendió considerablemente. Tanto los depredadores como sus presas comenzaron a salir del
*LAS CIFRAS SOBRE LOS AVISTAMIENTOS DE PUMAS SE BASAN EN ENTREVISTAS QUE REALIZÓ PANTHERA A 45 GANADEROS CHILENOS. SOREN WALLJASPER (NGM). FUENTES:
MARK ELBROCH, PUMA PROGRAM, PANTHERA; UICN; INFRAESTRUCTURA DE DATOS GEOESPACIALES DE CHILE; SISTEMA DE INFORMACIÓN DE BIODIVERSIDAD (ARGENTINA);
COLABORADORES PARA ©OPENSTREETMAP, DISPONIBLE CON LICENCIA ABIERTA DE BASE DE DATOS; GLOBAL LAND ICE MEASUREMENTS FROM SPACE (GLIMS)
parque en busca de alimento, hacia las zonas
ganaderas privadas.
“La creación del parque fue fatídica para los
ganaderos”, afirma Kroeger, porque algunos pumas que salen del parque comenzaron a atacar las
ovejas. Los ganaderos estiman que, desde los inicios del parque, los pumas han devorado unas
30 000 ovejas, una pérdida sustancial de ingresos
provenientes de la venta de lana y carne.
Los guías y algunos guardabosques veteranos
estiman que la población de pumas en el parque
oscila entre 50 y 100. Fuera del parque, donde
no se ha realizado un censo riguroso de los pumas, los ganaderos calculan que matan 100 felinos al año. “La ganadería es nuestra economía
–dice Víctor Manuel Sharp, en la reunión en el
hotel–. ¿Qué vamos a hacer?”.
92
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
es cambiar las ovejas por reses, demasiado grandes para los pumas. Pero la cría de
ovejas es una tradición en esta zona y no todos
tienen suficientes pastizales para los bovinos. O
puedes ayudarte de los perros para proteger las
ovejas, expone el ganadero y criador de perros José
Antonio Kusanovic, quien antes de ser entrenador
de perros cazaba pumas. Pero es más barato contratar a un leonero, afirman los ganaderos.
Charles Munn, un estadounidense que gestiona empresas de ecoturismo, se pone de pie para
tomar la palabra. “En el pantanal de Brasil creé
una industria a partir del turismo con los jaguares. Los pumas pueden dejar mucho dinero”.
Los ganaderos saben que no pueden cobrarles a
los turistas para rastrear pumas en sus tierras y, al
mismo tiempo, matarlos (el gobierno les autoriza
UNA OPCIÓN
Luego de acechar tras
unos matorrales por una
hora –y después de seguir a su presa unos 100
metros por el pastizal
irregular otra media
hora–, Sarmiento se
abalanza sobre un guanaco. Se trata de un
macho fuerte y maduro,
que se mueve de un
lado al otro para escapar de su enemigo de
garras afiladas.
a los ganaderos que maten un puma si pueden demostrar que se ha llevado ovejas, pero la mayoría
ni siquiera intenta conseguir un permiso).
“Sugieres que necesitamos alimentar los pumas para que tengas más para el turismo –dice
otro ganadero con brusquedad–. Estoy muy viejo para volcarme al turismo”.
Munn señala a los hermanos Goic, Tomislav y
Juan, sentados en la parte trasera del salón. En el
transcurso de los años, sus 5 500 ovejas, que pastaban en la frontera este del parque, se redujeron
a unas 100. Ahora, unos 800 turistas al año les
pagan una cuota considerable a los Goic para que
los lleven a hacer senderismo por su tierra, de 62
kilómetros cuadrados, con un guía y rastreador.
En el rancho de los Goic, los visitantes tienen
prácticamente garantizado ver a Sarmiento y sus
cachorros, Arlo y Hermanita, a quien le gusta pasearse cerca de la reja que separa la tierra de los
Goic del parque Torres del Paine. Los Goic abrieron su rancho para el avistamiento de pumas en
2015, cuando el parque comenzó a implementar
reglas para que los turistas y guías se mantuvieran
en los senderos, con lo que las posibilidades de
ver pumas se redujeron. Presionados por sus clientes para ver pumas, los guías independientes
seguían a sus presas de noche, con luces, y se acercaban demasiado a los felinos. Solo ha ocurrido
un encuentro mortal en Torres del Paine, el parque más visitado de Chile, y las autoridades del
mismo quieren que sea el único.
El enfoque cauteloso del parque respecto al
turismo seguirá vigente hasta que los científicos
puedan resolver cuántos pumas lo habitan, qué
tan lejos deambulan, sus hábitos alimentarios y
conductas sociales. La información resultante
determinará los planes de conservación y, con
suerte, garantizará la seguridad en los avistamientos de pumas para los felinos y las personas.
Las cuotas provenientes del turismo incluso podrían compensar a los ganaderos por las ovejas
que son presas de los pumas. La idea es que estos
depredadores clave, que mantienen un equilibrio
en las poblaciones de sus presas, sean igual de
valiosos para la economía local que para su integridad ambiental.
Es más probable que los pumas de esta región
coman más guanacos que ovejas. Es poco consuelo para ganaderos como Jorge Portales, quien
les cuenta a los reunidos en el hotel que perdió
en las garras de los pumas 24 % de sus ovejas
–600 animales– en una sola temporada. Empezó a criar reses, después reintrodujo ovejas junto con perros guardianes, pero los pumas aún
las atacan. “Este es el precio de vivir cerca de
Torres del Paine –indica con un suspiro–. Ahora
ya no tenemos ovejas”. Hoy administra su estancia para recibir a visitantes, ofrece cabalgatas
con vistas panorámicas y asados de cordero al
aire libre. Asegura que lo siguiente es el turismo
de pumas.
Sus colegas ganaderos no comentan nada más.
Desafiantes y orgullosos, persistirán mientras
puedan. j
Elizabeth Royte escribió en la edición de junio sobre el riesgo potencial de los microplásticos marinos. Esta es la primera historia para la revista del
premiado fotógrafo de vida silvestre Ingo Arndt.
LO S P U M A S D E PATAG O N I A
93
Durante un cortejo que
duró todo el día, Charqueado (izq.), el hijo de
cuatro años de Sarmiento, sigue a una
hembra, rechinando los
dientes y gruñendo. Se
apareó con ella cinco
veces en una hora y en
un lugar relativamente
expuesto, según el fotógrafo Ingo Arndt.
Después, en vez de
guarecerse, la pareja
paseó por este promontorio ubicado en
un rancho privado cercano al Parque Nacional
Torres del Paine.
94
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
LO S P U M A S D E PATAG O N I A
95
contrarrestan
los retratos de su cultura realizados por personas no nativas, al capturar
escenas que reflejen puntos de vista alternativos de la vida indígena.
LOS FOTÓGRAFOS NATIVOS AMERICANOS
RECUPERAR NUESTRAS HISTORIAS
97
Fotografía anterior de
JOSUÉ
RIVAS
Mexica y otomí
Fotografía de
KALI
SPITZER
Kaska dena
y judía
98
Sasha Taqseblu LaPointe escribió, Embarcaciones pequeñas, una
memoria sobre crecer
con herencia mixta en
una reserva, sobrevivir
la violencia sexual y
encontrar fuerza en su
linaje. Lleva el nombre
de su bisabuela Vi Taqseblu Hilbert, anciana
tribal, autora y conservacionista cultural que
trabajó para difundir el
lenguaje de su tribu
en la costa noroeste
del Pacífico. LaPoint,
que es Coast Salish,
de las tribus nooksack
y upper skagit, dice
que “a pesar de lo que
hemos soportado como
mujeres indígenas, todavía podemos mantener la cabeza en alto,
mirar a la lente como si
dijéramos ‘Seguimos
aquí. No somos invisibles y no puedes ignorarnos’”. Su retrato en
ferrotipo forma parte
del proyecto “Una exploración de la resiliencia”, de la fotógrafa
Kali Spitzer.
Los manifestantes que
luchan contra la construcción del Dakota
Access Pipeline abandonan el campamento
Oceti Sakowin cerca
de la reserva india de
Standing Rock, tras una
orden de la policía en
febrero de 2017. El fotógrafo Josué Rivas
fundó el proyecto
Standing Strong, que
investiga la identidad, soberanía y resiliencia indígenas. El
activismo respecto
al oleoducto ayudó a
inspirar a muchos candidatos políticos indígenas de Estados
Unidos para que se
postularan a cargos
públicos en 2018.
Ilustración fotográfica de
CARA
ROMERO
Afiliación tribal:
chemehuevi
En esta fotografía escenificada, Cara Romero
agregó luces rojas y estrellas en el cielo para
reflejar su visión de lo
sobrenatural en la vida
cotidiana. Derek NoSun Brown, un shoshone-bannock y miembro
de la Bois Forte Band de
Chippewa, es Coyote,
un estafador nativo
americano. Posa junto
con Dina DeVore (izq.),
de las tribus jemez y el
pueblo de los kewas, y
Kaa Folwell, de la tribu
del pueblo de los Santa
Clara, frente a la taberna Saints and Sinners en
el centro de Española,
Nuevo México, para
mostrar la conexión
entre las experiencias
de los nativos americanos modernos
y tradicionales.
99
Fotografía de
WILL
WILSON
Navajo, irlandés
y galés
Enoch Kelly Haney es un
artista famoso. Fue el
jefe principal de la nación seminola y se desempeñó en la legislatura
estatal de Oklahoma.
The Guardian, una estatua que Haney creó con
1 800 kilogramos de
bronce, se encuentra en
la parte superior de la
cúpula del capitolio de
Oklahoma. Cada vez
más impaciente frente
a los retratos tradicionales, el fotógrafo Will Wilson comenzó a utilizar
una combinación de
tecnologías antiguas y
modernas –ferrotipos,
técnica que invierte una
imagen fotográfica, y
realidad aumentada–
para crear un nuevo enfoque. Como parte del
proyecto “Ferrotipos
que hablan”, de Wilson,
se “dio voz” a la fotografía de Haney mediante
realidad aumentada.
Escanea la imagen con
la aplicación Layar para
escucharlo hablar.
Fotografía de
MATIKA
WILBUR
Swinomish y tulalip
Hannah Tomeo, de las
tribus colville, yakama,
nez percé, sioux y samoana, es estudiante
destacada de segundo
año de la Universidad Estatal de Portland
en Oregón. Princesa
2016-2017 de la Conferencia de Jóvenes Indígenas del Noroeste,
Tomeo se encuentra
en el territorio tradicional de Methow, una
de las 12 bandas indígenas de las Tribus
Confederadas de la
Reserva de Colville.
Tomeo comenta que
los profesores y entrenadores que hicieron
suposiciones negativas sobre los nativos
americanos la desanimaron para correr,
pero se motivó a sí
misma para convertirse
en la mejor corredora
de su preparatoria. La
foto forma parte del
“Proyecto 562”, de Matika Wilbur, un esfuerzo para recopilar
retratos y relatos orales de naciones tribales
de Estados Unidos.
Fotografía de
BRIAN
ADAMS
Inupiat
Jonas Mackenzie, un
músico y cantante
inuit, amante del rockand-roll, el blues y la
música country clásica,
posó afuera de la escuela secundaria en
2015, en Kaktovik, Alaska, para el proyecto
“Soy inuit”. El fotógrafo
Brian Adams se inspiró
para utilizar imágenes
e historias personales
con el propósito de
conectar el mundo con
el pueblo y la cultura
inuits, porque “al ser
un niño mitad inupiat
en una ciudad predominantemente blanca,
no tardé mucho en
comprender que la comunidad ya había decidido lo que yo era. Era
un esquimal desconectado de su cultura,
pero esperaba ver a
qué sabe el muktuk,
aun cuando la aldea
ballenera de mi padre
estaba a unos 1 000
kilómetros”.
Fotografía de
JENNY
IRENE
MILLER
Inupiat
Will “Kusiq” Bean, de las
tribus inupiat, aleuta,
yupik y atabascana, vive
en Anchorage, Alaska.
Jenny Irene Miller tomó
la fotografía para “Continuo”, serie que se enfoca en la diversidad de
género y la orientación
sexual, para ayudar a la
comunidad indígena de
LGBTQ2+ a aceptar su
identidad (el 2 representa la identidad de
dos espíritus, para los
indígenas que sienten
que tienen tanto un espíritu masculino como
uno femenino; el signo
de más significa la aceptación de todos). “Espero que aumentar
nuestra visibilidad inspire a otras personas
LGBTQ2+ nativas de
Alaska a sentirse más
cómodas con su identidad –dice Bean–. Luché
por ser queer y nativo
de Alaska, pero me doy
cuenta cuenta de que
no soy ninguno de los
dos, sino los dos juntos,
y me da orgullo formar
parte de estas hermosas
comunidades”.
N AT I VO S A M E R I C A N O S
103
LOS NATIVOS AMERICANOS de “Recuperar Nuestras Historias”
reestructuran las narrativas sobre su cultura para contrarrestar la óptica racista
de los puntos de vista sobre los indios a lo largo de la historia estadounidense.
M
Por Tristan Ahtone
Fotografías de Daniella Zalcman
adeline Sayet creció en
tierra nativa en el sur de
Connecticut, donde los
mohegans han vivido
durante miles de años.
Sus padres son un
historiador tribal y de
una abogada defensora, escuchó historias de
Chahnameed, un personaje embaucador mohegan. Cuando cumplió siete años, su abuelo le
regaló las obras completas de Shakespeare por su
cumpleaños. “Casi tan pronto como tuve historias
nativas tradicionales, también tuve a Shakespeare”, dice Sayet, al recordar sus primeros encuentros con el bardo.
Sayet tenía 14 años cuando actuó por primera
vez en una obra de Shakespeare, en el papel de
Iris, en La tempestad. Más tarde estuvo en una
producción de Macbeth y representó a Julieta en
Romeo y Julieta. Ahora, a los 28 años, dirige producciones de todo tipo, desde clásicas de Shakespeare y óperas de Wolfgang Amadeus Mozart y
Claudio Monteverdi hasta la obra de William
S. Yellow Robe, Jr., un dramaturgo assiniboine
considerado como pionero del teatro indio americano. El objetivo de Sayet es levantar las voces
nativas en el teatro e incorporar las cosmovisiones indígena y mohegan en su trabajo. Se ha convertido en una de las directoras artísticas más
buscadas y ha recibido docenas de premios y
reconocimientos. The New York Times y el Wall
Street Journal han elogiado su trabajo, que el
Journal calificó de “encantador”.
Sin embargo, Sayet, al igual que muchos otros
nativos americanos, reconoce que se siente frustrada por los esfuerzos para borrar o ignorar a
los pueblos indígenas.
Este es un tema común entre los 5.6 millones
de nativos americanos de Estados Unidos. Los
indios de ese país constituyen 573 tribus reconocidas por la federación. Más de 70 % no vive en
reservaciones, sino en zonas urbanas. Muchos
son activos en la vida civil; este otoño, más de un
104
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
centenar de nativos estadounidenses, una cifra
récord, se postularon para cargos públicos tanto
en el ámbito estatal como en el federal. Dos candidatas de Nuevo México, buscaron convertirse
en las primeras mujeres indígenas en ser elegidas
para el Congreso de Estados Unidos.
Aun así, la mayoría de los comentarios actuales sobre los indígenas americanos se hace a
través de una lente negativa y se enfocan en las
diferencias de salud, las desventajas económicas, la pobreza o la adicción, según el First Nations Development Institute, organización sin
fines de lucro que busca mejorar las economías
de las comunidades nativas.
“Hay un invisibilidad real cuando se trata de
los indios –afirma Michael Roberts, un tlingit
que dirige el instituto con sede en Colorado–.
No aparecemos en los medios, no aparecemos
en los libros de texto, no aparecemos en las conversaciones cotidianas. La gente no conoce a los
indios ni sabe nada de ellos”.
Sin embargo, los indicios de la cultura indígena
–y la manera en que los nativos americanos han
ayudado a moldear la historia de Estados Unidos–
están por todas partes. Miles de comunidades,
escuelas, parques, calles y vías fluviales estadounidenses tienen nombres derivados de palabras
nativas americanas. Las imágenes de los indios
americanos –algunas halagadoras, muchas bufonescamente racistas– se han utilizado para vender
automóviles, motocicletas, juguetes, habitaciones
de hotel, tabaco y otras mercancías. Todavía adornan los uniformes de algunos equipos deportivos.
Las imágenes son ubicuas y las personas a las que
representan, a menudo, olvidadas.
Pero, cada vez más, Sayet y otros indios americanos ofrecen una visión contraria de la cultura
indígena y lo que significa vivir en un país donde
las experiencias de los pueblos nativos suelen ser
marginadas, distorsionadas o excluidas.
Sayet es cuidadosa con los proyectos que elige
dirigir y rechaza las propuestas que se apoyan
en estereotipos.
“He dicho no a una gran cantidad de versiones
de El último mohicano”, comenta Sayet, al referirse a las producciones de la novela de 1826 de
James Fenimore Cooper. La historia acontece durante la guerra entre los franceses y los indios,
cuando Francia y Gran Bretaña combatían por el
dominio de los territorios norteamericanos, hogar
milenario de los indígenas. Muchos consideran
que cae en varios estereotipos, entre ellos, la idea
de que los indios que cooperaron con los británicos eran buenos y nobles, mientras que los que no
lo hicieron eran salvajes sedientos de sangre. Sayet
también rechaza proyectos que impliquen el uso
de “piel roja”, con lo que se busca que actores no
nativos puedan interpretar a personas nativas.
“En realidad, no puedes empezar a contar tu
historia hasta que no enfrentas que hay cosas raras
rondando como identificadores de la cultura nativa –dice Sayet sobre algunas imágenes negativas
populares–. Eso es lo que hace que los estadounidenses sientan que son dueños de la cultura nativa de esta manera realmente retorcida”.
y la cultura indígenas han existido por generaciones en las elegantes imágenes hechas en calendarios de piel
o talladas en tótems. Sin embargo, los no nativos
L O S R E L AT O S D E L A H I S T O R I A
Desde representar un
espectáculo unipersonal en Londres hasta dirigir una obra de teatro
sobre el Dakota Access
Pipeline en Arkansas, la
dramaturga, actriz y directora Madeline Sayet
desafía la invisibilidad y
los estereotipos que los
pueblos indígenas han
padecido. Espera que
narraciones nuevas y
auténticas de los nativos americanos puedan
echar raíces.
rara vez reconocen nuestro pasado o nuestro
presente, e ignoran nuestras vidas al enfocarse
en los estereotipos negativos dominantes.
Pertenezco al pueblo indígena o, por lo menos,
nací de él. Mi madre nació en Odessa, Texas, y mi
padre, en Oklahoma. La madre de mi padre era
choctaw y su padre era kiowa. En 1975, mi padre y
Sarah Dye, una shawnee, se convirtieron en los
primeros nativos americanos en graduarse de la
escuela de medicina de la Universidad de Dartmouth. Mi padre fue la tercera generación de graduados
universitarios en nuestra familia. Su padre fue
maestro, veterano de la Segunda Guerra Mundial
y el primer kiowa en graduarse en la Universidad
Estatal de Oklahoma. Su padre, mi bisabuelo, asistió a la Carlisle Indian Industrial School y al
N AT I VO S A M E R I C A N O S
105
“Las historias
que contamos
no solamente
provienen
del mundo
en el que
vivimos. Nos
ayudan a
crear y
habitar el
mundo en
el que queremos vivir”.
Kim TallBear,
Universidad de Alberta
Deb Haaland, del pueblo de los lagunas, se
encuentra entre más
de un centenar de nativos americanos que se
postularon para cargos
estatales o federales
en 2018. Haaland ganó
las primarias demócratas de Nuevo México
en junio; es una de las
tres candidatas que esperan convertirse en la
primera mujer india
americana elegida para
el Congreso de Estados
Unidos. Dos hombres
nativos americanos,
ambos republicanos
de Oklahoma, sirven
en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.
107
Hampton Institute. Mi tatarabuelo estuvo entre las
más de dos docenas de prisioneros de guerra
kiowas enviados a prisión en San Agustín, Florida,
al final de la guerra del río Colorado en los años
setenta del siglo XIX, cuando nosotros y otras tribus de las grandes llanuras estadounidenses luchamos por detener el esfuerzo del gobierno para
sacarnos de nuestros territorios tradicionales.
Mi tribu siempre ha sido nómada, desde nuestros primeros días en el norte hasta una “edad
de oro” en las llanuras en la primera década del
siglo XIX, como la llama nuestro ganador del Premio Pulitzer, N. Scott Momaday.
En la actualidad aún somos kiowas: artistas,
académicos, historiadores, abogados, escritores,
soldados, médicos, maestros. Los mismos papeles que siempre hemos tenido, antes de Estados
Unidos, antes del caballo, antes, antes, antes.
de verano en junio, el
restaurante London Plane, en Seattle, empieza
a llenarse con indios estadounidenses y otros.
Visten faldas de retazos y cintas, chaquetas, joyería de plata y turquesas, pendientes de púas y
conchas, corbatas de bolo y collares de cuentas de
hueso, que tintinean, chasquean y repiquetean.
Llegaron para una cena de 125 dólares por persona, una recolección de fondos para I-Collective,
compuesto por cocineros, activistas, herbolarios
y guardianes del conocimiento indígenas.
“Nawa, akitaaru,” dice Hillel Echo-Hawk, destacada cocinera y coanfitriona de la reunión, al
dar la bienvenida a los comensales de la noche,
antes de retirarse al ruido de ollas, platos y cubiertos para terminar su trabajo. Nacida y criada
en Delta Junction, el pueblo de su madre en el
interior de Alaska, Echo-Hawk creció en una familia que cazaba y pescaba activamente.
“Uno de mis recuerdos favoritos era precisamente estar en la cocina”, comenta.
Hoy día, la compañía de catering Birch Basket,
de Echo-Hawk, ofrece comidas precoloniales tradicionales –libres de alimentos europeos, como
harina, azúcar procesada, cerdo, res y pollo–,
mientras muestra su profundo conocimiento
sobre alimentos, costumbres, creencias e innovaciones culinarias indígenas.
Ella es una de los cinco chefs y asistentes que
prepararon una comida tradicional con alimentos
de Alaska y el noroeste del Pacífico. El primer tiempo es un alga en escabeche con hueva de salmón
curada y caldo de algas ahumadas. Segundo tiempo: berros con jalea de zarzas y arándanos sobre
EN UNA FRESCA NOCHE
108
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
una cama de puré de avellanas, y luego almejitas
vaporizadas en musgo.
“Este platillo que sigue es caribú rehogado en
cedro”, anuncia Echo-Hawk a los más de 50 invitados cuando el cuarto tiempo llega a las mesas.
En unos minutos, los platos están vacíos.
Al quinto tiempo, salmón real ahumado, le
sigue un sexto, alce de Alaska estofado. Y de postre, sorbete de arándanos rojos y miel con Lomatium triternatum y sal ahumada en aliso.
Echo-Hawk comenta que los comensales no
nativos se sorprenden con frecuencia de su cocina, sobre todo –asegura– porque creen que los
indios americanos han tenido dietas rudimentarias durante mucho tiempo.
“Las tres hermanas (calabaza, maíz y frijol),
búfalo y salmón –dice Echo-Hawk con un toque
de sarcasmo–. Eso es todo. Eso es todo lo que teníamos. No comíamos nada más. Es frustrante”.
Echo-Hawk desmiente estas nociones.
Trata de explicar los ingredientes de cada platillo de una manera que desafíe el modo en que
otros ven a los indígenas y les recuerda a los comensales que algunos de los alimentos de sus
platillos pueden resultarles desconocidos, porque
500 años de colonialismo y la aniquilación de la
cultura nativa americana hicieron que muchos
de esos alimentos “desaparecieran”, explica.
Echo-Hawk reconoce que a algunos comensales no les sienta bien oír hablar de genocidio y
colonización, pero que entender las experiencias
de los pueblos indígenas en Estados Unidos requiere saber más sobre ciertas verdades difíciles.
“La gente se resiste a utilizar la palabra ‘genocidio’ –señala Kim TallBear, profesora asociada
de estudios nativos en la Universidad de Alberta–.
Pero, si nos fijamos en la definición de genocidio
de la Organización de las Naciones Unidas, cada
una de las políticas federales dirigidas a los nativos cae en esa definición”.
de los pueblos indígenas en América empezó poco después de la
llegada de Colón en 1492. Guerras, enfermedades
traídas por los europeos y otros, así como los
esfuerzos del gobierno para matar o contener a
L A E L I M I N AC I Ó N D E L I B E R A DA
Gregg Deal, paiute de
Pyramid Lake, desafía
los conceptos erróneos
de la identidad de los
nativos americanos con
el performance. Suele
perdirle a la gente que
enfrente malentendidos
y reconsidere estereotipos. La huella de una
mano en la cara de Deal
es parte del performance, “El último indígena
americano de la Tierra”.
los indios se combinaron para eliminar a decenas de millones de nativos americanos.
Una de las últimas y más famosas matanzas
de indios en Estados Unidos ocurrió en 1890 en
Wounded Knee, en lo que ahora es Dakota del
Sur, cuando al menos 200 lakotas fueron asesinados por el Séptimo Regimiento de Caballería
del ejército. Los miembros del regimiento fueron
galardonados con la Medalla de Honor por sus
acciones en Wounded Knee.
A partir de 1879, los niños indígenas fueron
sacados a la fuerza de sus hogares para ser educados y asimilados en internados que requerían
que los estudiantes abandonaran la cultura, el
idioma e incluso sus nombres indígenas.
De 1973 a 1976, más de 3 400 mujeres nativas
al cuidado del Servicio de Salud Indígena de
Estados Unidos fueron esterilizadas sin su consentimiento. Muchos nativos afirman que los
esfuerzos por marginarlos hasta la inexistencia
continúan. Hoy día, con el apoyo del gobierno, las
compañías petroleras perforan y operan oleoductos que podrían poner en peligro el suministro de
agua y alimentos de las tribus.
a ‘Estimado señor presidente’ para mí?”, dice Madeline Sayet, deteniendo un ensayo de Crossing Mnisose, una
nueva obra teatral de la dramaturga y abogada
cheroqui Mary Kathryn Nagle, que se centra en
el río Mnisose –también conocido como Misuri–
y la historia de Sacagawea, Lewis y Clark, y el
Dakota Access Pipeline, que cruzan el río.
Sayet le advierte al actor Matt Cross: “No te adelantes de donde estás en la carta. Esta es tu carta.
Le escribiste esta carta al presidente, así que tu
corazón está en cada una de estas palabras”.
En la obra de Nagle, un personaje llamado
Travis, interpretado por Cross, lee una carta sobre la construcción inminente del Dakota Access
Pipeline dirigida al presidente Barack Obama.
Ambientada a principios del siglo XIX y en la
primera década del XXI, la obra narra los relatos
de Meriwether Lewis y William Clark cuando “descubrieron” el Mnisose. La obra también aborda las
protestas recientes para proteger ese mismo río
de la construcción del Dakota Access Pipeline, que
se extiende de Dakota del Norte a Illinois. Varias
tribus afirman que el oleoducto cruza cementerios nativos y amenaza la calidad del agua.
Cross, un actor kiowa, tiene dos papeles: Coyote, miembro de la tribu dakota en la primera
década del siglo XIX, y Travis, miembro moderno
“ M AT T, ¿ P U E D E S VO LV E R
110
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Shalaine Bouvier camina
por la pasarela del diseñador Evan Ducharme
en la inauguración de la
Semana de la Moda Indígena en Toronto, en
2018. El festival, dirigido
por nativos, incluyó espectáculos en pasarela,
exposiciones, paneles
de discusión, talleres
y un mercado.
de la tribu dakota y posible reencarnación de Coyote, que lucha para proteger el río del oleoducto.
El año próximo, Crossing Mnisose tendrá su estreno mundial en el Portland Center Stage en Oregón. Por ahora, el elenco ensaya para el Arkansas
New Play Festival.
“Trátalo menos como si fuera una carta que
estás leyendo y más como si tuvieras que decirle
las palabras exactas y perfectas al presidente –sugiere Sayet–. Salen de ti, justo en este momento”.
“Estimado señor presidente –dice Cross con
renovado fervor–, ya han pasado dos años desde
que lo conocí durante su visita a Standing Rock.
Cuando vino, se sentó y escuchó lo que teníamos
que decir. Nos hizo sentir que importábamos”.
Algunas horas antes de otro ensayo, Sayet habla de la importancia de narrar historias.
“Todos nos beneficiamos de escuchar más tipos de historias –asegura Sayet–. Más tipos de
historias significa que tenemos más potencial.
Tenemos una mayor comprensión de lo que
podría ser posible para desarrollar empatía y
aprender y reconocer que hay muchos caminos.
Trabajo para desmantelar la idea de que solo existe una narrativa de los nativos americanos, pregunto y reúno a las personas para averiguar qué
historias queremos contar”.
Las historias e imágenes que han plagado las
culturas indígenas –entre ellas, la fijación estadounidense en los disfraces de plumas y la vida
en las reservas– sirven a un propósito, indica Kim
TallBear. Permiten que los estadounidenses olviden su papel en el genocidio.
Esas apropiaciones de nuestras historias, dice
ella, impiden que eche raíces una historia diferente, una que los indígenas han estado contando
durante siglos: vive de buena manera aquí. Vive
de buena manera con nosotros. Vive de buena
manera con todos nuestros familiares.
“Las historias que contamos no solo provienen
del mundo en que vivimos –expone TallBear–.
También nos ayudan a crear y habitar el mundo
en el que queremos vivir”. j
Tristan Ahtone es editor de asuntos tribales en el
High Country News y presidente de la Asociación
de Periodistas Nativoamericanos. Este es su
primer artículo para National Geographic.
NUESTRO MUNDO, PERO
NO NUESTRA COSMOVISIÓN
Para los indígenas, todo, desde la palabra “América” hasta las maneras insultantes en que se utilizan los símbolos
indígenas, es un recordatorio de cómo los de ascendencia
europea casi matan una cultura y todavía la tergiversan.
Ensayo de Mark Trahant
Fotografías de Daniella Zalcman
El escultor húngaro-estadounidense Peter
Toth ha creado, en su
estudio de Florida, 74
estatuas de personas
nativas de América
como parte de su colección Trial of the
Whispering Giants.
Algunos dicen que
las imágenes de Toth
se basan en estereotipos físicos y caricaturas. Aunque la obra de
Toth plantea cuestionamientos sobre su autenticidad, él afirma
que su trabajo honra
la cultura nativa.
THE AMERICANS
113
El problema empezó con una
palabra: “América”
Esa palabra, en honor del explorador italiano
Américo Vespucio, se acuñó en Europa en 1507,
cuando se utilizó en un mapa del Nuevo Mundo.
Pero, en aquel entonces, los únicos americanos
eran indígenas. Era nuestro mundo, pero no
nuestra palabra.
Para cuando se firmó la Declaración de Independencia [en Estados Unidos] en 1776, a los blancos
simplemente les decían “los americanos”. A mis
antepasados los llamaron indios americanos. Es
una etiqueta distorsionada por accidentes de la
historia: el explorador italiano que le dio su nombre
a un continente y otro italiano, Cristóbal Colón, que
apodó a los indígenas “indios” porque pensó, es
posible, que estaba en las Indias Orientales.
Indios americanos: dos etiquetas que no elegimos. Podrían habernos llamado de otra manera.
El 11 de octubre de 1492, Colón escribió que había
encontrado a personas hermosas que “eran del
color de los canarios (de las islas Canarias), ni negros ni blancos”.
Canarios. Imagina si ese nombre se hubiera
quedado. Hoy día, los símbolos indios americanos
están por todas partes. Piensa en todos esos equipos y en sus mascotas. Piensa en las cajas de mantequilla. O en las motocicletas. O en la cerveza.
Son caricaturas, símbolos de la narrativa europeo-americana que ignora el genocidio, las
enfermedades y la devastación cultural que trajeron a nuestras comunidades.
Nuestros antepasados construyeron ciudades
indígenas como la antigua Cahokia (al este de San
Luis, Misuri) y Double Ditch (al norte de Bismarck,
Dakota del Norte). Pero las Primeras Naciones
son descartadas como “rurales”, o no urbanas.
Benjamín Franklin, por ejemplo, vio la riqueza
de la cultura –y del gobierno– nativa que ya estaba aquí. En 1751 escribió, en alabanza a la confederación iroquesa de naciones indias, que “ha
subsistido por eras y parece indisoluble; y, sin
embargo, una unión similar sería impracticable
para 10 o una docena de colonias inglesas, que
la necesitan más, se beneficiarían más de ella, y
no puedo suponer que sean incapaces de entender las cosas que necesitan y quieren”.
114
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Los Pieles Rojas, el
equipo de futbol americano de la escuela secundaria Cuyahoga
Heights, de Ohio, se
reúnen después de un
partido. Miles de equipos deportivos de escuelas, universidades y
profesionales utilizan
temas nativos, entre
ellos, los Braves, los
Blackhawks, los Chiefs
y los Indians. Ohio ocupa un lugar destacado
entre los estados con
más mascotas indias.
La imagen del indio americano como herramienta de mercadotecnia se origina, en parte,
en las redes comerciales entre los indígenas y
los europeos americanos. Los nativos sobresalían en el comercio. Mi historia favorita al respecto proviene del encuentro de mi propia tribu
con la expedición de Lewis y Clark, a principios
del siglo XIX. El diario para el Cuerpo de Descubrimiento, como se llamó a la expedición, menciona el intercambio de armas por caballos con
los shoshones. Algunos días más tarde, en el diario aparece una queja de que casi todos los caballos tenían dolor de espalda. Las pistolas, las
municiones y los cuchillos fueron los bienes más
apreciados.
Pero la historia que les vendieron a los nuevos
estadounidenses fue la ficción que perduró, mejorada por novelas baratas, espectáculos como
El Salvaje Oeste, de Búfalo Bill, y, finalmente, los
wésterns de la televisión y el cine.
Las guerras y enfermedades como la viruela
destruyeron aquel mundo. Con esa destrucción
llegó la invisibilidad. Un estudio reciente apunta que “los nativos americanos contemporáneos
son, en su mayoría, invisibles en Estados Unidos”. El informe, llamado “Recuperar la verdad
nativa”, citaba “el alcance de los medios de entretenimiento y la cultura pop” y “la historia
sesgada y revisionista que se enseña en la escuela”. También mencionaba “el efecto de la experiencia limitada –o nula– con los nativos”.
Los ideales y la gente de Estados Unidos son
mejores que esta historia. Sin embargo, a menudo parece que estuviera bien burlarse de los primeros americanos. Un presidente puede insultar
a una mujer llamándola “Pocahontas” y eso no
significa el fin de su carrera. Cuando mi hijo jugaba futbol americano en la preparatoria, me
estremecía cuando su equipo jugaba contra otro
llamado los Indians, a sabiendas de que la gente
común y corriente y buena cantaría canciones
tontas inventadas y utilizaría plumas y pintura
caricaturizadas. Sería inimaginable que tal falta
de respeto se le mostrara a cualquier otro grupo.
Los estadounidenses necesitan evolucionar.
Es hora de hacer que los nativos americanos
sean más visibles. Explorar la riqueza de nuestra
historia y cultura. Dejar de apoyar imágenes y
etiquetas ofensivas. Es hora de ser estadounidenses verdaderos. j
Mark Trahant, de las tribus shoshone-bannock,
es editor de Indian Country Today. El trabajo de
la fotógrafa Daniella Zalcman se centra en los
legados modernos del colonialismo occidental.
N AT I VO S A M E R I C A N O S
115
116
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
Los indicios
de la cultura
indígena son
ubicuos en
Estados Unidos. Pero la
gente a la que
representan
a menudo es
olvidada.
El tipi, utilizado tradicionalmente por los indios de las llanuras de
Estados Unidos, es un
símbolo popular –y a
veces cooptado– de la
identidad nativa americana. Las imágenes
mostradas aquí incluyen una tienda de café
expreso, ahora cerrada,
propiedad de indios en
Browning, Montana
(arriba a la izq.); una
parada de descanso en
Spearfish, Dakota del
Sur (arriba a la der.); un
espacio para acampar
en renta en Cody, Wyoming (abajo a la izq.), y
una tienda de regalos,
Tee Pee Curios, en la
Ruta 66, en Tucumcari,
Nuevo México.
N AT I VO S A M E R I C A N O S
117
“Los indios
constituyen menos
de 1 % de la población.
Sin embargo, las
imágenes y los
nombres
indígenas están
en todas partes”.
—Exhibición “Americanos”, en el Museo Nacional
del Indio Americano del Instituto Smithsoniano,
en exhibición en Washington, D. C., hasta 2022.
1
5
6
7
8
9
2
10
11
12
3
ERNEST AMOROSO, MUSEO NACIONAL DEL INDIO AMERICANO, INSTITUTO SMITHSONIANO (ARTÍCULOS 2, 9, 11, 13-15);
MARK THIESSEN (NGM) (1, 3-8, 10, 12).
1. Aceite bronceador
Coppertone, 1945-1953.
Alguna vez, el rostro de
esta marca fue el de un
indio con un tocado de
plumas; su eslogan era
“No sea un cara pálida”.
2. Velas decorativas
para el Día de Acción
de Gracias, 1960.
3. Figuras Lego de personajes indios, 1997.
4. Logotipo del servicio
autorizado por Pontiac,
de General Motors. De
1926 a 1955, presentaba
como adorno una cabeza india. Pontiac fue un
jefe de los ottawas.
5. Centavo de 1907 con
una cabeza india, creado
por la Casa de Moneda
estadounidense.
6. Mameluco del equipo de los Seminoles de
la Universidad Estatal
de Florida, 2018. El estado de Florida ha trabajado en colaboración
con la tribu seminola
para desarrollar mercancías y programación
autorizadas.
7. Harina de maíz amarillo Indian Head, 2018.
8. Mantequilla Land
O’Lakes. Una de las imágenes más icónicas de
un nativo americano,
una joven arrodillada
ante prados verdes y lagos azules. Lleva una
caja de mantequilla, lo
que significa que sostiene una imagen de sí
misma. Un nuevo diseño de 2018 ya no muestra a la joven arrodillada
9. Etiqueta de la cerveza Iroquois Indian
Head, 1940.
10. La Barbie nativa
americana de Mattel,
1996, de su colección
Muñecas del Mundo.
13
14
15
11. Catálogo de armas
de Savage Arms, 1979.
12. Cigarrillos American
Spirit, 2018.
13. Powow Cleanser Supreme, 1955.
14. Figuras plásticas de
vaqueros e indios, 2018.
15. Hanker Chiefs, 1982.
La caja, similar a una de
puros, tiene pañuelos.
N AT I VO S A M E R I C A N O S
119
FOTO DEL
LECTOR
OMAR AL-SAYED OMAR
FOTOS DE NUESTRA COMUNIDAD
QUIÉN
Omar, 37 años, cineasta
de vida silvestre y fotógrafo
en Kuwait.
DÓNDE
Lago Kerkini, en Grecia.
QUÉ
Cámara Canon EOS-1D X Mark
II, con lente de 100 mm.
Omar, fotógrafo de naturaleza, visitó Grecia con la
esperanza de ver pelícanos ceñudos, una de las aves
de agua dulce más grandes del mundo. Salió de madrugada para un viaje en bote en busca de los pelícanos, los cuales están en riesgo en sus hábitats de Asia
y Europa, pero al principio la neblina era demasiado
densa para hacer una buena toma. Se dirigió a la costa para tener otra vista y esperó en el frío. Mientras el
sol comenzaba a elevarse sobre el agua, vio a tres aves
y sus reflejos, alineados bajo la luz del amanecer.
Únete a la comunidad de Foto del Lector, de National Geographic,
y comparte tus fotografías en YourShot.ngm.com.
120
N AT I O N A L G E O G R A P H I C
BOGOTÁ: 404 9032
LÍNEA NACIONAL: 01 8000 119 315
O INGRESE A NUESTRO STORE
WWW.EDITORIALTELEVISA.COM.CO
$ 117.600
Документ
Категория
Журналы и газеты
Просмотров
4
Размер файла
14 426 Кб
Теги
National Geographic
1/--страниц
Пожаловаться на содержимое документа